Humor Gráfico, Luis Sánchez, Luis Sánchez, Opinión
1 comentario

Sendas de la evolución

Por Luis Sánchez. Sábado, 18 de septiembre de 2021

Luis Sánchez

Uno.– “Investigadores noruegos han revelado que la inteligencia de la población ha comenzado a caer desde 1975 al menos siete puntos por generación. Un estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) revela que el descenso comenzó en los nacidos en 1975, que alcanzaron la edad adulta a principios de los noventa. Los autores del estudio apuntan que el motivo no es una cuestión genética, sino que se debe a aspectos ambientales, como determinados cambios en la enseñanza o el sacrificio del hábito de la lectura en favor de los ordenadores y pantallas”. (Fuente: Antena 3, domingo, 11 de julio de 2021.)

Dos.– “Los ratones de campo (Apodemus sylvaticus) del parque de Doñana pesan hoy un tercio de lo que marcaban en la báscula hace 40 años. Las salamandras de mejillas grises (Plethodon montanus) de los montes Apalaches (EEUU) han encogido un 8 % desde 1960. Los salmones del norte de Finlandia (Salmo salar) son más pequeños y llegan antes a la madurez sexual que hace cuatro décadas. Y uno de los gigantes del mar, la ballena de los vascos (Eubalaena glacialis) ha mermado más de un metro desde los años ochenta.¿Qué está pasando con los animales? En los últimos años se han acumulado pruebas de que está en curso la llamada sexta gran extinción”. (Fuente: Diario El País, 11 de julio de 2021.)

Tres.– “Este fin de semana, el empresario y multimillonario británico Richard Branson viajará al espacio a bordo de una nave espacial de Virgin Galactic, lanzamiento que se realizará nueve días antes de que el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos [propietario de Amazon], realice su propio viaje al espacio a través de Blue Origin. Por su parte, Elon Musk, fundador de SpaceX, está planeando su propio lanzamiento al espacio, programado para finales de 2021”. (Fuente: CNN en español, 8 de julio de 2021.)

Cuatro.– “Los precios de los alimentos subieron en todo el mundo un 40 % durante el último año. Cada minuto mueren once personas como consecuencia del hambre aguda. Dos informes, uno de Oxfam y otro de la FAO, alertan del incremento de la inseguridad alimentaria derivado de la pandemia. Cereal, azúcar, carne, aceites y lácteos vuelven a picos históricos”. (Fuente: Diario El Salto, 13 de julio de 2021.)

A la vista de las cuatro noticias que acabamos de leer –noticias concluyentes–, no nos cabe la menor duda: progresamos adecuadamente. Conque pongámonos divinos: ahora, una pregunta compro-metida: si pudieras apretar el botón rojo y que este mundo saltara por los aires, ¿lo harías? Bueno, no seamos tan crueles: si pudieras apretar el botón rojo y que la especie humana desapareciera –solo nuestra especie–, ¿lo harías? No, no me respondas todavía, por favor; tómate tu tiempo, tómate todo el tiempo del mundo… hasta que llegue tu hora, y entonces… suspirarás por este mundo. Y hasta que se te caigan los párpados y la mirada se te funda a negro, ¿qué vas a hacer?

Tenemos que ser más competitivos. No podemos quedarnos atrás, hemos de seguir la tendencia dominante. –¿Aunque nos hundamos?–. ¡Aunque toquemos fondo, no queda otra!

Ahora bien, el crecimiento continuo solo pone de manifiesto el complejo de inferioridad que padecen las clases dirigentes (el miedo a ser menos). Pero la dictadura del dinero nos convierte en apacibles consumidores; enrevesamiento de lo que se dijo, multiplicidad de lo que se dice, saturación de lo ya dicho y, como consecuencia, un hartazgo monumental y una complaciente pasividad. No estamos preparados para lo que se nos viene encima.

Si no mueves un dedo por mejorar el mundo en el que vives, al menos, procura saber cuál es tu lugar cuando esto cruja (y ya empieza a crujir).

La vida crece a raudales y el mundo la organiza según sus intereses. La libertad individual deviene en libertad de consumo (chuletón y cerveza), la libertad social, en cambio, es un derecho para todos, y cuando no estamos todos, la miseria empieza a subir el nivel, porque la codicia es insaciable (algoritmo y criptomonedas).

En la lucha del mundo, un hombre solo ni es nada ni va a ninguna parte; un hombre acompañado empieza a tener horizonte. En la calle, cambia el mundo de peor a mejor.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter

1 Kommentare

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *