Cine
Deje un comentario

‘La sonrisa de Greta’, un cómic sobre el Hollywood de los años 30

Por Siscu Bellido. Lunes, 5 de abril de 2021

      Cine

La vida da vueltas de lo más curioso. Acudía allá por 1984 al taller de cómic de Carlos Vila en l’Hospitalet, tendría yo unos dieciséis años. Un día se apuntó Ricardo Soler, que compartía estudio con L’Avi, allí les conocí. A Lluis Recasens, que así se llama L’Avi, le gustó lo que hacía y se me llevó a conocer a Carlos Navarro, en aquel momento editor de El Papus, Harakiri, El Cuervo, Kung Fú y alguna otra. Allí estuve publicando durante 10 años. Más tarde llegó la crisis del tebeo, del papel, del videojuego, da igual, la cosa es que entre el 92-94 se acabaron aquellas revistas donde los second tier podíamos ir tirando.

En 1999 abrimos una tienda de tebeos en Sants, Perra Cómics, y allí conocí a Jordi Coll, editor del Amaníaco. Venía a contratar publicidad para su revista. En el 2007 intenté hacer un tebeo de autor, ¡encontré incluso editor!, pero no hubo manera de hacerlo viable económicamente. Le enseñé las páginas del proyecto a los amiguetes del gremio, incluido a Coll. La cosa quedó ahí. Descartado. Entrado el 2018, Coll y L’Avi se ponen en contacto conmigo porque tienen un guion vendido, pero no encuentran dibujante. Les digo que ya no dibujo tebeos, que estoy con los juegos y storyboards y que me va bien. Insisten en que lea el guión. Y caí. Han sido meses de dudas, de rebuscar, de ir un poco más allá. Meses de molestar a muchos amigos. A Mery Cuesta por acosarla con las primeras páginas porque no sabía qué rumbo estaba tomando ni si iba por caminos o senderos. Sus consejos me colocaron de cara. A Josep Maria Beà por tomarme de la mano y llevarme hasta el linde. A Miguel Francisco por esas figuras que yo seré incapaz de hacer nunca y que me ha regalado. A Pepe Boada por atender mis consultas sobre manos, cuellos, posturas y, por supuesto, caballos. A Lluís Recasens por dejarme formar parte de este tebeo. A Coll, a Coll… ¿por qué? Porque ya está aquí.

La sonrisa de Greta es un retrato nostálgico a la par que realista del Hollywood de los años treinta, a través de la óptica de un actor español dedicado a rodar talkies, las versiones variantes en castellano de las grandes películas de la meca del cine. Descubre al amante secreto de Greta Garbo. Un huérfano que empezó como linternista, deambulando de pueblo en pueblo, para llegar a los más alto, al Hollywood de su etapa dorada, para una vez allí regresar a España en su hora más oscura.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *