González de la Cuesta, Humor Gráfico, Iñaki y Frenchy, Número 98, Opinión
Deje un comentario

Ya están aquí

Por José Manuel González de la Cuesta. Lunes, 25 de junio de 2018

González de la Cuesta

Ya están aquí: en Estados Unidos, en Italia, en Austria, en Holanda, en Francia, en Alemania, en España, donde empiezan a asomar la cabeza cada vez con menos timidez, y en muchos otros sitios. Lo que creíamos vencido, para la Historia, después del siglo XX, ha vuelto a renacer de la mano de políticos populistas de extrema derecha, aunque ellos lo nieguen, con los clásicos discursos xenófobos y nacionalistas de Dios, patria y bandera. Y lo peor es que lo están haciendo de la mano de millones de electores que, atenazados por el miedo a perder lo que no tienen, están llevando al fascismo en volandas al poder. A no ser que algo sospechoso esté sucediendo en las urnas y no nos demos cuenta.

No ha hecho el Gobierno nada más que anunciar la liberalización del las autopistas de peaje y la derecha mediática ya está cuestionando la medida por, según ellos, el elevado coste de mantenimiento. Los mismos que han callado cuando el Estado ha tenido que salvar el culo a las concesionarias de las radiales, que eso sí que ha costado dinero.

Con el corazón en un puño hemos estado a la espera de saber si el exministro de Cultura dimitía o no. En un país de tolerancia cero a la corrupción y con un Gobierno que quiere ser abanderado de la regeneración moral y ética de la política, no se podía esperar otra cosa, so pena de que todo el discurso de una España diferente y renovada se viniera abajo. La rápida resolución de la crisis merece un aplauso. Pero lo que hemos podido aprender en todo este asunto es que el certificado de penales sigue más vigente que nunca y las condenas, cumplidas o no, no se redimen jamás, salvo que sean cosas del pasado, como nos quieren hacer ver algunos políticos señalados por la sentencia de la Gürtel valenciana, como beneficiarios por financiación ilegal de su partido.

En este país cainita no podía ser de otra manera. Acaba de nombrarse el Gobierno y ya estamos sacando a relucir trapos viejos, que no aportan nada, salvo embadurnar de mierda lo nuevo. Se puede entender que la oposición saque a relucir los cuchillos toledanos desde el minuto cero, sobre todo cuando se entiende la política como una sucesión de elecciones, sin solución de continuidad. Pero el resto, deberíamos tranquilizarnos un poco y dejar hacer; valorar por los resultados y no por el pasado de cada uno o la brillantez de un expediente profesional. Por sus obras los conoceréis, dice el evangelio de San Mateo. Tengamos un poco de paciencia, porque las prisas y la mala baba sólo conducen al fracaso y seguro que esto no lo queremos, salvo a los que les parece bien la situación anterior.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

IÑAKI Y FRENCHY

@inakiyfrenchy76

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *