Humor Gráfico, Luis Sánchez, Maya Correas, Número 98, Opinión
Deje un comentario

Tan deprisa que da vértigo

Por Maya Correas / Viñeta: Luis Sánchez. Jueves, 6 de junio de 2018

Maya Correas

Estoy como el tiempo, nublada y sin saber por dónde tirar. El mundo no me ayuda. El cinismo de la situación política en este país me tiene con la náusea constante. La gente tiene la cabeza puesta en el fútbol y hasta los más conscientes se aferran con fuerza a su trozo de parcela y su razón. Y el planeta gira a un ritmo endiablado, todo parece ir corriendo sin saber muy bien dónde y tan deprisa que da vértigo. Y los fuegos ocurren pero nunca sabes dónde y no te alcanza la cabeza para saber en el momento cómo. Algunos se inician en las profundidades y saldrán a la luz cuando ya hayan hecho todo el daño posible. Solo nos queda resistir y asistir con impotencia al desenlace mientras intentamos vaciar el lago con una cuchara.

De aquellos barros, estos lodos. Después de 40 años de prestidigitación, los trucos están muy vistos y ya no cuelan. Solo les quedan raudales de cinismo y cara de hormigón armado. Estamos asistiendo al hundimiento del Titanic del PP, pero las ratas, ya van en chalupas de salvamento a otros acorazados, a ver si pueden engañar con sus trucos otros 40 años. Salgan de este teatro que ya está bien de tanta función y pónganse a echar cuentas y hacer puestas a punto. Nos han estafado. ¿Y ahora qué? ¿Fútbol y vodevil o justicia?

The Ace of Cups. En el verano del 67 había una banda de chicas tocando. Llegaron a tocar incluso con Jimmy Hendrix. Pero las mujeres no son bienvenidas en el rock and roll salvo si son vocalistas de un grupo o groupies por supuesto. ¡Pero un grupo solo de mujeres! No recibieron apoyo suficiente y terminaron por separarse. Una de ellas explica que la razón principal de la separación fue que empezaron a tener hijos y claro, sus colegas masculinos que tocaban en bandas también fueron padres pero tenían a la mujer o a la novia cuidando de los bebés mientras ellos iban tranquilamente de gira. Cincuenta años después, han decidido desquitarse de tanta desigualdad y se las ve tan felices y radiantes que me han alegrado la noche.

Los audios de La Manada en los que hablan de ponerle una pistola en la cabeza a un vasco. A ver, sí eran de Biri, no esperábamos que fueran comunistas ni libertarios. Y yo siempre digo que los fascistas son puteros por naturaleza. La opresión y la humillación son sus señas de identidad. Vienen completos. Escoria made in Spain cien por cien garantizada.

Ay el patriarcado y sus normas. ¡Cómo le va a gustar a un macho cualquier jarrón! ¡Vamos! ¡Uno bonito que alegre la vista! Que para filosofía ya están los libros y los colegas o una profesora particular con credenciales que venga a dar clases de 6 a 7 y luego se vaya a su casa… Qué poquitos se salvan, madre mía…

Lo que en los ochenta, noventa e incluso principios del 2000 no generaba ninguna reacción, te lleva ahora al calabozo. Evaristo fue retenido porque la expresión del excomponente de La Polla Records ya no es del gusto de las autoridades ni de los fascistas. Volveremos a los tiempos del Lulú, que bonitos ojos tienes, viva España o me han robado mi carro. No son casos aislados. Yo no entiendo por qué no detienen a Melendi o a David Bisbal por falta de gusto y apología a la estupidez. Algunos piensan que es hacer perder el tiempo al juez, pero olvidan que un 30% de la judicatura son del infame Opus Dei y otro tanto simpatizante. Con lo cual ojo con aquello de “me cago en diez o en la verjen”.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

 Luis Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *