El Koko Parrilla, González de la Cuesta, Humor Gráfico, Número 98, Opinión
Deje un comentario

Por sus obras los conoceréis

Por José Manuel González de la Cuesta / Viñeta: El Koko. Lunes, 11 de junio de 2018

González de la Cuesta

En este país cainita, no podía ser de otra manera. Acaba de nombrarse el Gobierno y ya estamos sacando a relucir trapos viejos, que no aportan nada, salvo embadurnar de mierda lo nuevo. Se puede entender que la oposición saque a relucir los cuchillos toledanos desde el minuto cero, sobre todo cuando se entiende la política como una sucesión elecciones, sin solución de continuidad. Pero el resto, deberíamos tranquilizarnos un poco y dejar hacer; valorar por los resultados y no por el pasado de cada uno o la brillantez de un expediente profesional. Por sus obras los conoceréis, dice el evangelio de San Mateo. Tengamos un poco de paciencia, porque las prisas y la mala baba, sólo conducen al fracaso y, seguro, que esto no lo queremos, salvo los que les parece bien la situación anterior.

La cultura sólo existe en este país como pose intelectual. ¿Dónde está el interés de los medios de comunicación, que tantas quinielas han estado haciendo para averiguar quiénes iban a ser ministros/as, por saber quién ocupará la cartera de cultura? En el limbo del olvido. Esta mañana, en alguna emisora de radio decía: faltan todavía importantes ministerios: interior, justicia, defensa. Vaya, la cultura, no debe ser importante. Pena, penita, pena.

Para Albert Rivera hoy es un día terrible. No lo ha sido la sentencia que condena al PP y a una corte de altos dirigentes por corrupción. Ni todos los días anteriores, que Ciudadanos, con él a la cabeza, vienen sosteniendo gobiernos del Partido Popular. No. Justo es hoy, que se vislumbra la posibilidad, legítima, de que este país tenga un Gobierno de izquierdas y, a lo mejor, todas las mentiras que nos han estado contando este tiempo queden en evidencia.

Parece que la regeneración de España de Ciudadanos está un peldaño más abajo que sus animadversión a la izquierda. Porque Rivera, cuando ve españoles, sólo ve votantes de buena familia ideológica, es decir, de derechas y patriotas rojigualdos. El resto son indeseables que sólo quieren romper España o convertirla en Venezuela, o Irán, o Corea del Norte, o China, perdón, que esta sí es una dictadura del beneplácito de Ciudadanos.

Tranquilos, no pasa nada. Parecía que Ana Mato iba a seguir como asesora del PP europeo, Mariano Rajoy de presidente del Gobierno, y la caja B, junto a los papeles de Bárcenas, algo que sucedió sin que el PP se enterara, claro, excepto cuando recogían sobres en la cafetería. Parecía que no iba a pasar nada; Albert Rivera, el hombre de hierro cuando se trata de defender a España, lo tenía todo controlado, y ya saben que el PP y España, señores y señoras, son una misma cosa, con permiso de Marta Sánchez. Están en buenas manos.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter

@Elkokoparrilla

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *