Humor Gráfico, Iñaki y Frenchy, Maya Correas, Número 98, Opinión
Deje un comentario

Llamadme antipatriota

Por Maya Correas / Viñeta: Iñaki y Frenchy. Jueves, 21 de junio de 2018

Maya Correas

Vivimos en un mundo obsceno. Mientras la gente se suicida por no poder pagar un alquiler de 500 euros al mes, los que corren tras una pelotita van dando lecciones de política o haciendo su agosto por lo bajini. Detesto los deportes, no veré ningún partido y ojalá, con la que está cayendo, pierdan a las primeras de cambio. Hala, llamadme antipatriota, me la suda por delante y por atrás.

Más de 3.000 personas se suicidan al año en España desde el principio de la crisis. El capitalismo y la violencia solapada de los ricos mata. Mata por falta de cuidados, mata por falta de humanidad. Liberalismo chupiguay para aquellos a los que ya les sobra todo. Miseria para todos los demás.

Magnífico discurso de esa diputada argentina sobre el derecho al aborto, que es en realidad, el derecho de las mujeres a mandar sobre su propio cuerpo. Porque no somos heladeras, ni incubadoras, ni vasijas andantes y nuestro cuerpo es nuestro, no el de todos en detrimento de una misma. Y parece mentira que en pleno siglo XXI se esté debatiendo un asunto que ya era un derecho hace casi un siglo en la URSS y en otros hace más de 50 años. Qué costosa es la lucha de las mujeres por el simple derecho a ser y a vivir.

Salgo de mi silencio para pedir ayuda para Noemi. ¿A alguno de vosotros se le ocurre algo? ¿Algún abogado en la red? Explico: Está mujer va a entrar en la cárcel el 28 de junio. Los hechos son los siguientes: Ella viene de una familia desestructurada y con 15 años conoció a un camello que le dio cuartelillo. Empezó con él una relación que duraría más de 15 años. Fueron palizas continuas y entonces no existía la ley de violencia de género. Le denunció dos veces y las dos retiró la denuncia. Su marido siguió vendiendo droga y ella manteniendo el hogar. Una tarde que ella volvía de trabajar, el tipo se debió enfadar por algo y empezó a tomarle como saco de boxeo. Encima de la mesa había una navajita de bolsillo con una hoja de 2 centímetros. Ella la cogió instintivamente y se la clavó en la pierna a su verdugo. Tras ello llamó a la policía y ambos fueron al hospital. Él salió a las dos horas por su propio pie, ella estuvo ingresada 15 días. Los jueces consideran que por este hecho merece 4 años de cárcel. Ha agotado todos los recursos. Y ahora 10 años después del suceso tiene que ingresar este próximo día 28. Pero eso no es todo. La mandan a la misma cárcel que su ex pareja, que está cumpliendo condena por delito contra la salud pública. Noemí está decepcionada con la justicia y además teme por su vida. Es una mujer que ha rehecho su vida pero se ve que no quieren que las mujeres sigamos adelante. ¿Os acordáis de cómo identificaban a las brujas en el siglo XVI? Las maniataban y las tiraban al agua. Si se ahogaban, no eran brujas. Daños colaterales. Si no se ahogaban ¡tate, bruja! La quemaban y ya. Pues el asunto no ha cambiado tanto. Si no te defiendes y te dejas matar ¿por qué te dejas? Si te defiendes, peor, criminal, mala bruja. Hemos pensado en recurrir al defensor del pueblo español y europeo y una de nosotras sugiere pedirle un indulto al jefe de estado de este país, Felipe VI. Es tan injusto, no sabemos qué hacer. Admito sugerencias. Muchas gracias.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

IÑAKI Y FRENCHY

@inakiyfrenchy76

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *