El Koko Parrilla, Humor Gráfico, Número 98, Opinión, Rosa Palo
Deje un comentario

Cosas bonitas

Por Rosa Palo / Viñeta: El Koko Parrilla. Viernes, 4 de mayo de 2018

@Ebaezan

Esperando estoy a que publique un libro de autoayuda. Mariano Rajoy, digo. Que tenemos la versión muy española y mucho española de Paulo Coelho dirigiendo la nación, y nosotros sin enterarnos, a saber: “Hay cosas más bonitas, como ésta, y otras que no lo son tanto y no me acuerdo de ninguna”. Amén. Quiero una camiseta con esa leyenda impresa. Y una taza. Y un cartel escrito en Comic Sans. Y una metopa en bajorrelieve.

Rajoy no se acuerda de las cosas que no son bonitas. Qué envidia. Qué facilidad para olvidar, para eliminar de tu mente (y de tu alma, y de tu corazón, y de tu hígado) lo que no te interesa, para evitar que los fantasmas vengan a visitarte por las noches, para escapar de los malos recuerdos que te golpean en la nuca mientras te lavas los dientes. Rajoy se cayó en una marmita de Orfidal cuando era pequeño y ahí sigue, tranquilo y sereno, desayunando cereales con chocolate y unicornios. Él tiene amnesia selectiva. Él no se acuerda de la manita del Barça al Madrid, sólo de las 12 Champions. Él sólo piensa en Venecia bajo la bruma, en los cerezos japoneses en flor, en esculturas que hacen que el mármol parezca tela, en cestos de gatitos junto a la chimenea, en los Javis y en Alfred y Amaia. No, en Alfred no, que le han dicho que es independentista. Y en los Javis, tampoco.

También es cierto que la frase tiene toda la pinta de ser una de esas que Rajoy suelta con su mitiquísima retranca gallega, porque decir que él solamente se queda con las cosas bonitas de la política es mucho decir. De hecho, no tengo ni idea de cuáles son, ya que las únicas cosas bonitas de la política las he visto en El Ala Oeste de la Casa Blanca, una serie llena de tíos que luchaban contra sus miedos, que tenían conciencia, que sufrían por sus equivocaciones y que creían en la fuerza del equipo. Política-ficción, claro, que eso no lo he visto en la política real. Pero seguro que, en ella, también hay cosas bonitas. Que te regalen un máster debe de ser bonito. Que te den perras bajo mano tiene que ser precioso. Que puedas amañar contratos a tutiplén ha de ser divino. Y olvidar que todo esto ha sucedido en tu partido tiene que ser la pera limonera. Que escriba el libro de autoayuda ya, por favor. Veo a Mercedes Milá recomendándolo.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter

@Elkokoparrilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *