Humor Gráfico, Igepzio, Número 92, Opinión, Sergio Rodríguez
Deje un comentario

Patente de corso

Por Sergio Rodríguez / Viñeta: Igepzio. Viernes, 9 de febrero de 2018

Sergio Rodríguez

Napoleón era corso. Puigdemont se cree que tiene patente de corso. Napo era estratega. Este no llega ni a táctico. Tiene a su Pepe Botella o Tinaja en prisión. Y castigado sin patio. Napo sabía hacer alianzas. Este sólo crear desavenencias. El Emperador llevaba bicornio. Y éste (o aquél) parece llevar bisoñé. Anda entre flamencos y valones echando balones fuera. Y como es tonto, empieza por el final. Por Waterloo. Después de un destierro a una Bruselas brumosa que para él empieza a ser su isla de Santa Elena. Y que se cambie de abrigo ya, siempre con el mismo…

Que no, que lo de la mansión de Waterloo es pura añoranza de masía del Ampurdán. Y si se la dan… Entre lo de manto blanco o postal navideña, y el francés o el catalán de Puigdemont, la tonadilla que no cesa. Resulta que Puigdemont tiene un mecenas para su falta de arte. Le paga la mansión. Hay gente pa tó.

Qué bueno va a ser para los bancos hispanos que un gángster para la clase obrera como de Guindos esté en el superbanco europeo. Los españolitos de a pie podrán dormir tranquilos y estar muy agradecidos. (Alguien que estuvo en una reunión a la que asistía este tiburón de las finanzas, me contó que soltó esta perla: “Los putos trabajadores… Sólo piensan en subidas salariales”).

Resulta que en el siglo XIX los trenes, las locomotoras llevaban cuñas quitanieves. En el siglo XXI no… Y Adif, el invento privado para Renfe, va a tener que añadirlas…

Depredador sexual, agresión sexual grupal, manada… La terminología cada vez se parece más a un tratado de zoología, pero de zoología a lo bestia, que a otra cosa. Bueno, alguno tendría que estar encerrado cinco minutos con el padre yanqui ese del telediario.

Y entonces llegará una nueva glaciación y nos extinguiremos como incautos conductores atrapados por la nieve en la autovía. Los mamuts renacerán y poblarán la Tierra libre de seres contaminantes. Se lo merecen. Y nosotros también.

Los premios Goya: “Cómicos ambulantes” con atuendos disparatados, poses sobrenaturales, equilibrios de tacones cercanos, carnes trémulas bajo epidermis retocadas y palabras sobrantes sobre un trapo rojo. Y una tal Liudmila que piropea a algún actor de parte de sus amigas. Y publicidad libre de trapos y joyas. Y antítesis de la naturalidad. Dicho esto, me encanta Nathalie Poza.

¿Por qué es roja la alfombra? Goya seguro que la preferiría más oscura…

Veinte expectoraciones de horror y una tos desesperada. Confieso que vivo la bronquitis.
Puro Neruda.

No sé qué me interesa menos: la candidatura de De Guindos o la de la chica de Eurovisión.

El invierno llega de verdad, para quedarse y con toda su crudeza, dice una apologeta del tópico en el telediario de Antena 3. Voy a ver cómo nieva en La 1 de TVE…

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

@Igepzio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *