Francisco Saura, Número 90, Opinión
Deje un comentario

He visto

Por Francisco Saura. Viernes, 12 de enero de 2018

@pacosaura2

He visto o tal vez haya sido el comienzo de un sueño o de una pesadilla nada sabemos sobre lo que amamos nada sobre lo que odiamos porque somos la nube en la que habita la lluvia y el granizo la carne que se alimenta con la carne caníbales en el lateral de esta página manuscritas tus palabras tú que me odias y no aborreces pregonarlo al viento que se filtra por todas las grietas del alma del ruiseñor he visto y he llorado ¿cuándo sucedió la última sonrisa?, ¿cuándo el último soplo de dignidad en el vasto territorio de la nada? ¿cuándo tú, el agua y la llaga? las pesadillas que habitan en el aire en el polvo en suspensión iluminado por el último  rayo del crepúsculo ya lo sabes todo lo que desconoces forma parte de ti y de tu nuca que enloquece y de tu cuerpo que flota antes de posarse y estallar en una lluvia verde lanza los dados al aire allí se quedarán nada tienen que decir sobre tu ausencia en el cuerpo horizontal y arriba las nubes y las dagas y la rosa  y el mar que muere poco a poco como la insistencia del cuenco de arroz los campos inundados la luna inundada la colina y el pájaro negro en la rama del esqueleto de la acacia…terrible terrible y tú sabes que de los árboles caídos se hace leña y el fuego calienta sus llamas te miran, crepita la leña y el susurro crepita y ladra y ladra y yo te veo y yo te rodeo y yo te pierdo eres carne y eres aire ahora lo sé la luna se refleja en el muro del cementerio las ramas de los cipreses se reflejan en el muro del cementerio el cuervo se refleja se reflejan las nubes y el sudor de tu cuerpo y los aerosoles de Bansky y la rosa ajada en la lápida noche de monstruo he visto en una rápida mirada y estoy exhausto aborrecidos ojos que debiera arrancarme y arrojarlos al pozo negro  sin fondo  y en el fondo arena y un colgante de oro que brilla que brilla y ciega antes de desvanecerse en el recuerdo el tuyo y el mío vamos vamos subiendo la cuesta en lo alto la sangre sólida una flor en lo alto una flor de sangre he visto he visto tu cuerpo tu sangre tu piel la terrible violencia de la noche el silencio cautivo las calles mojadas la luz de las farolas brillando en los adoquines tú caída tu besándome cruza la calle un policía nos mira mira el bulevar las ramas desnudas de los álamos blancos los farolillos las voces que se acercan las voces de la noche que se alejan y tú y yo sabes que te amo y que comienza a llover nos protegemos en un portal mientras llueve y el viento nos trae la lluvia y las voces que se acercan que callan frente al portal que ríen mientras se alejan he visto he visto…

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *