Humor Gráfico, Iñaki y Frenchy, Maya Correas, Número 88, Opinión
Deje un comentario

Los amos del mundo

Por Maya Correas / Viñeta: Iñaki y Frenchy. Viernes, 1 de diciembre de 2017

Maya Correas

Un almacén de Nueva York ha tenido un verdadero viernes negro: un empleado de 34 años ha muerto a consecuencia de sus heridas cuando una horda de bestias se tiró encima de él y lo aplastó. Sus compañeros que intentaron auxiliarle también sufrieron heridas de distinta consideración, además tuvieron que ser atendidos algunos clientes, entre ellos una mujer embarazada. Las fuerzas de policía están intentando depurar responsabilidades por medio de las cámaras de seguridad pero la labor es costosa y el asunto enrevesado. Acusan a la dirección del almacén de no haber contratado suficiente personal. Otros se extrañan de un comportamiento tan agresivo en un país del primer mundo, donde las necesidades están cubiertas pero donde la gente se mata por un televisor último modelo o un aspirador. Estaba pensando que un sistema diabólico produce esclavos de lo inútil y que el fin del mundo debe ser algo parecido a esto.

España, el país con más esclavas sexuales de toda Europa. Una botella de whisky da para diez cubatas. Este tipo de ganado da mayor beneficio. Cada mujer puede ser vendida muchas veces al día durante unos cuantos años, afirmaba un proxeneta. Volquetes de putas, pedía un putero metido a político. Ahora a los tratantes de mujeres los llaman empresarios, no se cortan. España lidera la prostitución en Europa (a pesar de no estar regulada) porque para que exista una oferta tiene que haber demanda y este es un país de puteros desde el rico hasta el pobre. Parece ser además que el puterío aquí tiene buena salud porque los consumidores, que colaboran con esta esclavitud, son cada vez más jóvenes.

Esto sí. El testimonio de una mujer mapuche. Les roban las tierras y los matan para beneficio de una multinacional. Ese es el gobierno de Macri. Exactamente lo mismo que hicieron conquistadores y vaqueros pero en el siglo XXI.

Ayer compartía en Facebook la noticia de que la UE había autorizado el uso de glifosato por cinco años más. La sorpresa la dio Alemania, que demoró la votación y no se esperaba que votara a favor. La realidad es aún peor. La decisión de la presidenta alemana era la abstención. Su ministro de Agricultura se la ha pasado por el forro y ha votado que sí. Si a algún cargo alemán lo pillan metiendo la mano en la caja lo obligan a dimitir, pero esto también es corrupción y con un mensaje claro: por muy presidenta que seas, tu decisión nos importa una mierda.  Firmado: la multinacional.

El absurdo nunca le ha dado vergüenza a los brutos íberos que han gobernado el país. ¿Arrestarán a todo aquel que lleve una bufanda amarilla en forma de lazo? ¿A todo aquel que lleve un jersey con un lazo pintado? ¿A toda aquella que lleve un lazo amarillo en el pelo? Y unos pendientes, pulsera… etcétera… A darle al coco para sortear el absurdo.

En París cierran un puesto en una feria de materiales para policías y militares (Milipol). El stand tenía expuesto material de tortura prohibido en todo el territorio europeo y fabricado en China. Amnistía Internacional denunció la exposición. Lo triste no es que hayan cerrado un puesto, sino que expongan a la vista material de tortura legal (lo llamarán disuasorio) en una democracia. Para los que no entiendan de qué va esto, que espabilen.

Toallitas al váter: seguimos criando monstruos en las cloacas. Hace unos meses retiraron en Londres una bola gigantesca de toallitas. Entiendo que son prácticas para las madres con bebés y niños pequeños cuando estás fuera de casa. Entiendo que son cómodas cuando sales a la calle y no vuelves al hogar en muchas horas. Yo también las uso: compro un paquete cada varios años. Las utilizo para la limpieza del cutis y uso una toallita hasta que se queda casi transparente y agujereada. La lavo y la relavo y cuando ya se parece a un colador la tiró a la papelera. Hacen falta campañas de concienciación e incrementar el precio del producto. Si después la consecuencia de uso va a provocar un gasto de nuestros bolsillos, que esa limpieza la paguen los fabricantes.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

IÑAKI Y FRENCHY

@inakiyfrenchy76

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *