Artsenal, González de la Cuesta, Humor Gráfico, Número 88, Opinión
Deje un comentario

La Patria

Por J. M. González de la Cuesta / Viñeta: Artsenal. Viernes, 1 de diciembre de 2017

J. M. González de la Cuesta

¿Qué es la patria? Sin lugar a dudas, una pregunta controvertida en España. No así en otros países, donde la patria está asociada con orgullo a sus ciudadanos, como un concepto que teje la “con- vivencia” entre todos. En Inglaterra a haber sido los fundadores de la democracia; en Francia, a la idea laica y republicana del Estado; en Alemania a la construcción de las diferentes voluntades políticas que acabaron dando forma a un Estado Federal y de bienestar. Podríamos seguir, pero el artículo no da para tanto. Sin embargo, en España, la patria ha sido siempre patrimonio del poder más casposo de señores y vasallos, de nobles y súbditos, de corruptos y explotadores. Una patria que ha tenido a la Iglesia como brazo intelectual y al Ejército como brazo golpeador al servicio de un poder rancio y conservador. Lo que la ha convertido en patrimonio de unos  y ausencia para otros.

Ni siquiera en la República hubo consenso. En cuanto las derechas ganaron las elecciones de 1933 se empezó a desmontar la patria republicana que algunos habían soñado. Y cuando las izquierdas volvieron a ganar en 1936, los patriotas utilizaron la fuerza para que volviera a ser exclusivo patrimonio de los de siempre, sumiendo a España en la feroz dictadura que durante cuatro décadas impuso el palo y el catecismo. Un poder que tomó símbolos de reyes antiguos; el escudo de Franco era una mímesis del de los Reyes Católicos, con las flechas bocabajo, monarcas a los que convirtió en fascistas de la noche a la mañana, por no hablar del uso torticero que se hizo de Felipe II, convirtiéndolo en un monarca fuente de inspiración del dictador Franco.

No es de extrañar, entonces, que la izquierda reniegue de la patria y sus símbolos, a pesar de haber tenido que aceptarlos a regañadientes en la Transición. Pero ya han pasado cuarenta años desde que la democracia volvió a España y la izquierda debería empezar a replantearse sus resquemores hacia esa patria y sus símbolos, que ya no es ni franquista, ni la de los Reyes Católicos.

Seguir pensando que la bandera actual es la de Franco (después de cuatro décadas de democracia) y que solo la republicana es capaz de conducirnos a un país mejor, es un disparate que tiene atrapada a la izquierda en un bucle histórico de difícil salida. Sobre todo cuando la juventud tiene aceptada la bandera roja y amarilla con tanta normalidad que la llevan de pulsera sin sentir que están traicionando nada, o la sacan a pasar sin complejos cada vez que la ocasión lo merece. Los cincuentones de izquierdas deberían darse cuenta de que ese debate ya no le interesa a la mayoría de la población y, además, no lo entienden.

Qué decir del escudo, que surgió de la Constitución, y el himno. Tenemos un himno maravilloso porque no tiene letra. Bueno sí tiene, el lo-lo-lo-lo-lololololololo-lololo-lolo, lolololololoooo… Qué más queremos: es fácil de aprender y no ofende a nadie. Salvo los que se quieran sentir ofendidos, que eso es otra cosa. Los símbolos son parte de una nación y aceptar los que son en nuestra democracia, cierto que imperfecta, pero democracia a fin de cuentas, sería un paso importante para la normalización política del país y, a lo mejor, bueno electoralmente para la izquierda.

Otra cosa es que la Constitución necesita un paso por el taller, para revisar lo que ya no cubre las expectativas de la sociedad actual y ser conscientes de que en España hay otras naciones que deben tener sus símbolos y ser respetados por todos, porque también son patria que hacen una mayor, que se llama España, como conjunto de todas ellas.

Dejémonos de cantos de sirena que vienen del pasado y asumamos que lo que tenemos es bueno, aunque haya que reformarlo; que nació demasiado tutelada por la dictadura, pero que ha convertido este país en lo contrario a lo que era cuando Franco murió y se dieron los primeros pasos hacia una democracia.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

@ARTSENALJH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *