Número 85, Opinión, Rosa Regàs
Deje un comentario

Venezuela

Por Rosa Regàs. Viernes, 20 de octubre de 2017

@rosaregas

¿Qué les pasa a los políticos con Venezuela? Unos van a Caracas a defender a los venezolanos, aunque solo son recibidos por los millonarios de la oposición; otros, aunque estén solo en funciones, convocan el Consejo de Seguridad Nacional para abordar la situación en Venezuela; los terceros acusan a Podemos de haber aconsejado al gobierno bolivariano de Chávez, como si todos ellos nunca hubieran hablado, trabajado y cobrado de todos los gobiernos del mundo, fueran o no fueran demócratas, condenaran o no a las mujeres a una situación social cercana a la esclavitud o hubieran expoliado a su pueblo hasta dejarlo en la miseria.

Ninguno de los líderes españoles parece saber del pueblo venezolano algo más de lo que sabemos todos, cuya única información, debidamente manipulada, nos llega cada día a través de algún amigo español de Gustavo Cisneros o Carlos Slim.

Es lógico, pues, que los ciudadanos nos preguntemos qué ocurre para que la derecha española haya sustituido con tan pasmosa facilidad la denigrada Cuba por la peor Venezuela que recibe a diario tantas acusaciones, insultos y, al mismo tiempo, gestos y frases de amor eterno como las que recibió Cuba durante cuarenta años.

Es perplejidad lo que sentimos pero también alegría, y no por lo que ocurre en Venezuela sino porque nos da la sensación de que últimamente la patria ha crecido, se ha ampliado y Venezuela, más que del continente latinoamericano, forma parte hoy de este trozo de la Península Ibérica que llamamos España.

Para ayudarnos a comprender tamaño desvarío se nos dice que los líderes españoles quieren salir en defensa de la oposición del país.

¿Ahora, les respondemos, en pleno debate para ver quién gobernará España? ¿Qué tiene que ver Venezuela con nosotros?

Y ellos responden: Venezuela es un país hermano que formó parte de España y nuestros políticos la llevan aún en el alma.

¿Y por qué nunca defendieron a los habitantes de Guinea Ecuatorial, un país que también fue español, gobernado hoy por Obiang, el tirano que gana las elecciones con el cien por cien de los votos y que a pesar de las riquezas del país lo mantiene en una miseria tan espeluznante que lo convierte en uno de los más pobres de África? A nadie se le ocurre, si no es por raros negocios, ir allí a apoyar a la oposición que apenas existe porque ha sido defenestrada, y la población vive en estado permanente de vigilancia y terror.

Ni he oído tampoco que a Ciudadanos o al PP les preocupe la situación de las mujeres en Arabia Saudí, ni los excesos de distintos gobiernos en el Congo. Que yo sepa no hay noticia de que ningún líder de la derecha española haya viajado a estos países, donde se vulneran los derechos fundamentales, para apoyar a los miembros de la oposición.

Ejemplos que servirían más que Venezuela, para convencernos de sus buenas intenciones.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *