Artsenal, Humor Gráfico, Manuel Tirado Guevara, Número 83, Opinión
Deje un comentario

Tengo miedo

Por Manuel Tirado Guevara / Viñeta: Artsenal. Viernes, 22 de sepiembre de 2017

@manologandi

Tengo miedo. Lo tengo que reconocer. Veo la tele, leo la prensa, analizo lo que se dice en las tertulias y sobre todo lo que nuestros dirigentes hacen y tengo que confesar que el miedo se apodera de mí como un escalofrío que recorre mi cuerpo y que no vaticina nada bueno. Algunos me tildarán de exagerado, pero yo únicamente digo lo que siento. Tengo miedo.

Tengo miedo porque veo a una sociedad que contempla impasible cómo este gobierno del Partido Popular poco a poco socava las libertades de la gente sin ningún tipo de freno. Tengo miedo porque estamos sin ningún género de dudas ante una situación de “Estado de Excepción” y parece que nada ni nadie puede parar esta maquinaria diabólica de pisotear derechos humanos y libertades fundamentales en la que se ha convertido el Partido Popular.

Tengo miedo cuando veo cómo se apalea a pacíficos manifestantes en Murcia que solo piden el soterramiento de la vía del AVE para que su ciudad no quede divida en dos. Padres de familia que junto a sus hijos pequeños salían la otra noche a protestar y que fueron literalmente tratados como ganado.

Tengo miedo cuando se manda a la policía a registrar un periódico, cuando se suspenden actos políticos según convenga, cuando se detiene a gente por pegar carteles que piden la independencia.

Tengo miedo cuando veo que hay gente capaz de meter cocaína en el vehículo de Juan Clavero, un conocido activista medioambiental de Cádiz, y no dudan un momento en joder la reputación y la vida de una persona simplemente porque lucha por lo que cree y, claro está, porque va contra los intereses de los de siempre, de los que tienen la sartén por el mango.

Tengo miedo al ver ese choque de trenes entre el Gobierno de España y el de la Generalitat de Cataluña incapaces de sentarse a dialogar para buscar un referéndum pactado que permita a “toda” la ciudadanía catalana expresar su opinión libremente en las urnas. Pero sobre todo tengo miedo de ver un Gobierno central inmovilista que responde a las peticiones de diálogo con represión y con decisiones judiciales de jueces que ellos mismos han nombrado.

Tengo miedo de ver cómo unos medios de comunicación comprados por el poder callan las flagrantes atrocidades que se están cometiendo con las libertades de las personas y sólo meten mierda en asuntos como la patria o la religión, que es con lo que saben que en este país se hace daño, mucho daño.

Tengo miedo de ver cómo mucha gente inteligente y coherente guarda silencio o bien son silenciados, mientras que se le pone altavoz a los que insultan de forma barriobajera, a los que afilan la navaja esperando saltar a la yugular del que piensa diferente.

Tengo miedo de la ignorancia y de la impasibilidad de la gente, que parece anestesiada ante tanta barbarie y tanta sinrazón. Y es que hay gente que se conforma y que piensa que es mejor que nos roben, que nos humillen, que nos repriman a que las cosas cambien.

Ya sé que es lo que quieren. Que sintamos miedo, que no seamos capaces de alzar la voz y denunciar a los cuatro vientos lo que nos están haciendo. Algunos tratamos de quitarnos el miedo con la palabra, aunque a ellos esto de las palabras no les da nada de miedo, sino más bien, mucha risa.

Desgraciadamente el miedo no ha cambiado de bando. Queda mucho camino para eso. Lo importante: no rendirse, seguir luchando, aunque tengamos miedo.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

@ARTSENALJH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *