Humor Gráfico, Joaquim Bosch, LaRataGris, Número 82, Opinión
Deje un comentario

Serenidad versus islamofobia

Por Joaquim Bosch / Viñeta: La Rata Gris. Viernes, 8 de septiembre de 2017

@JoaquimBoschGra

Trabajando estos días como juez de guardia, mientras casi todos estaban de vacaciones en los juzgados. Y pensando en los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils. No me parece normal que hayan podido implicarse tantos miembros de una célula, durante tanto tiempo y con tantos movimientos, sin que ninguna alarma haya saltado. Y hay que priorizar mejor los riesgos. No es lógico que agentes que deberían investigar a yihadistas sean asignados a perseguir chistes de Carrero Blanco. También me preocupa la islamofobia. Quienes culpan del terrorismo a todos los musulmanes se acercan peligrosamente al fanatismo irracional de los yihadistas. Pienso en las víctimas de La Rambla. Varios niños, como los que mueren a diario en Siria, en Irak y en tantos lugares. Ante tanta injusticia solo nos queda la firmeza de la razón y de la fraternidad.

Estuve destinado en Vinaròs, que está cerca de Alcanar, y por eso conozco la zona. Me pareció bastante extraño que en una casa de campo, allá, pudiera haber algún laboratorio químico, como se dijo al principio. Hay que analizar si se produjeron errores en la detección de riesgos.

Cuando irrumpe el fanatismo, la razón se va de paseo. Por eso son tan peligrosas las guerras. Y por eso para sembrar fanatismo algunos pretenden convencernos de que estamos en guerra, no se sabe muy bien contra quién, cuando el terrorismo es algo muy diferente, que debe abordarse siempre desde el más escrupuloso respeto al Estado de Derecho.

Hay muchas fórmulas para la distribución de las competencias en un Estado autonómico. Precisamente ahora, por fin, se está abriendo un debate sobre si nuestro actual sistema territorial es operativo. Lo que es inconcebible es que no existan una estructuras de coordinación en materia de seguridad que sean eficaces. Como los sistemas informáticos judiciales de cada comunidad autónona, que son incompatibles entre sí.

Alguna reacción ciudadana tras los atentados ha sido tremenda y me ha sorprendido. Demasiada gente en las redes sociales y en la calle diciendo que hay que expulsar a todos los musulmanes de nuestro país. Y también es muy lamentable la indiferencia hacia la guerra de Siria y hacia el drama de los refugiados. El Gobierno se comprometió a acoger a más de 17.000 refugiados y han llegado poco más de mil. Y así todo.

Hay islamófobos que están atacando a las personas únicamente por su religion y por ser musulmanes. Se han producido ataques a mezquitas y también a personas. Incluso a menores. Y todo eso me parece intolerable, porque esas personas son inocentes y tienen derecho a profesar creencias religiosas.

He notado un envalentonamiento muy visible de los xenófobos. Hasta ahora mostraban sus prejuicios, pero con cierta vergüenza. Pero ahora creen que los ataques terroristas les han dado como una especie de legitimidad para ser más agresivos.

Falta información para determinar si se han producido errores, problemas de coordinación o vetos entre las fuerzas de seguridad. Pero creo que sí que hay elementos suficientes para no compartir tanta euforia autocomplaciente. Y para que se analicen a fondo las insuficiencias en las medidas de seguridad adoptadas. De hecho, si todo hubiera sido tan magnifico, no se habrían producido esos ataques terroristas. En el peor de los casos, siempre se puede mejorar.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

@LaRataGris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *