Alfredo Piermattei, Humor Gráfico, Número 82, Opinión, Tonino Guitián
Deje un comentario

La neurosis social

Por Tonino Guitián / Alfredo Piermattei. Viernes, 8 de septiembre de 2017

@toninote

Ningún aparato de represión, por muy penetrante que sea, puede controlar en última instancia a una población escéptica.

El peligro no es la rave, ni la juventud, ni la fiesta, ni el insomnio, ni el estramonio: el peligro sigue siendo la ignorancia.

Toda la justicia social descansa en estos dos axiomas: el robo es punible y el producto del robo es sagrado.

Si eres de aquellas personas que está de acuerdo como está montado el mundo, si eres de aquellas personas que cree que la ley es lo correcto y es lo que hay que obedecer, entonces todos los policías son buenos. Pero en el caso contrario, entonces todos son unos verdaderos cabrones. Bukowsky, creo.

Me he pasado toda la noche en un yate, explicándole a Belén Esteban la diferencia entre veranear en Calpe y veranear en Moraira. Estaba muy sorprendida por la sutileza de las distinciones sociales y en esa sinceridad sin mácula ni resquicio confieso que me pareció una mujer encantadora.

Así pues, el más espantoso de nuestros males no es nada para nosotros, porque mientras vivimos, la muerte no existe, y cuando la muerte existe nosotros no. Por tanto, la muerte no existe ni para vivos ni para muertos.

La democracia es dejar que los pijos puedan circular por su ciudad con sus modelazos.

La vía para quejarte del cese del editor de La 2 Noticias, y que te escuchen, no es un post en Twitter, es aquí: http://www.rtve.es/participacion/defensor/

Los supermercados ponen bolsas de papel para preservar el medio ambiente y contratan a las cajeras por amor al proletariado.

Me miro al espejo, pero no me reflejo… pero no estoy solo… aquí antes y ahora tengo mi celular y mi computadora…

Lo único que hay que agradecer a los maravillosos años 80 es la estética hortera actual de los futbolistas.

Los 80 fueron unas gogo’s drogadas locas del coño ellas y ellos dando saltitos y gritos o diciendo lo primero que leían en inglés.

¿Soy el único de esta sala que no cree que es el único de esta sala, que cree algo y tenga que expresarlo con “soy el único de esta sala”?

Soñé que Aznar me preparaba un zumo de naranja, gafas de pera puestas y sonrisa pícara. Deseo morir intelectualmente.

Bebo para que la conversación de los demás sea más interesante.

¿Nuestros amiguitos del tiempo ya han sacado a las Perseidas del armario o están esperando?

No sé cómo me metí en esta guerra de egos de Twitter pero estoy buscando la vuelta atrás.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Alfredo Piermattei

@PiermatteiHumor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *