Humor Gráfico, L'Avi, Número 79, Opinión, Xavier Latorre
Deje un comentario

Procrastinación

Por Xavier Latorre / Viñeta: L’Avi. Viernes, 23 de junio de 2017

Xavier Latorre

Dejarlo todo para luego, ya lo haré mañana, quizá. ¿Y cuándo es luego? Seguramente cuando haga menos calor. Si cada vez hace más: es insoportable. Bueno, no sé. Las personas aplazamos cosas que no nos vienen en gana hacer con peregrinas excusas. Es una forma de evitar tener que plantarte ante tu suegro y cantarle las cuarenta por el poco caso que le hace a su hija, que es tu señora, al fin y al cabo, y por la baja autoestima que le inyecta a todas horas. Nada. Mejor hacer caso omiso y apurar la botella de vino tinto, abierto para la ocasión, haciendo comentarios jocosos sobre la caída en desgracia, con estrépito, de la líder socialista andaluza Susana Díaz. Otro día hablaremos de tu hija, ¡so mamón! Hoy toca hablar del PSOE. Su reciente congreso obliga a ello. Pedro Sánchez ha dejado a la Díaz como un trapo. Ahora, cualquier momento es bueno para ella para rehuir las cámaras de televisión o para forzar una sonrisa malévola de resignación que indica que sus acciones han caído más bajo que las del Popular; el banco, no el partido.

Lo bueno de los que practicamos la procrastinación es que mañana podremos solucionar algo que hoy hemos dejado a medias. Esta señora de Sevilla, no. Ella lo tiene más crudo. No le queda nada por enmendar. Quizá rezar, rezar mucho, a una de esas muchas vírgenes condecoradas por algún ministerio pecaminoso que lucen en los altares de las iglesias hispalenses. La mujer ha sido desahuciada de un cargo que tenía prendido por los alfileres de los avales, ha sido despojada de un manto bordado por los clavarios de las principales cofradías de costaleros de su partido, ha sido recusada pese a contar con las bendiciones de todos los ex más consagrados de sus siglas. Desheredada y arrinconada, solo le resta ir con esa mala fama adquirida a cuestas por los pueblos de Andalucía hablando de la unidad de España a ver si le llueve del cielo un mendrugo autóctono o consigue un puñado de fieles diputados autonómicos que la rescaten de la quiebra política en donde se ha abocado por su falta de liquidez ideológica.

A Sánchez, en cambio, le hubiera ido bien procrastinar algo más. Eufórico y desmedido ha hecho tabla rasa. Sus enemigos, que los tenía a porrillo, han sido pasados a cuchillo, como si fuera sobrado de simpatizantes, de militantes, de alcaldes o de presidentes autonómicos.  En el reciente Congreso no ha habido tregua para sus críticos (hasta hace unos días, un montón). El pobre Pedro no reconoce, ni en público ni en privado, que los jóvenes ya solo se acercarán a su partido a recoger un suculento cargo si se lo prometen con antelación; a arrimar el hombro va ser que no. Sánchez no estaba para desperdiciar nada y ha tirado a la cuneta a una buena parte de sus reservas espirituales de Occidente. Si la jugada le sale bien prometo peregrinar a Santiago de rodillas, aunque allá no esté enterrado el apóstol ése, sino, más bien, un sucedáneo romano.  El PP tocó más poder del que merecía en el 2011 y arruinó a los socialistas; al PSOE le ocurrió otro tanto en 2015 y dejó sin apenas poder local y autonómico a los populares. Durante estos cuatro años muchos cuadros de Podemos y de Ciudadanos están cursando un máster. En el 2019 quizá llegue la hora de la pérdida de votos, más aún, de los populares y de los socialistas, al unísono. Puede que comience el declive de los partidos del “régimen”. Están posiblemente envejecidos. Aunque ya sabemos con certeza absoluta que dentro de dos años pasará justo lo contrario de lo que pronostiquen las encuestas. Últimamente los sondeos hay que leerlos del revés. Mañana ya se verá.

El PSOE deberá agarrarse al “Efecto Sánchez” como sea. Es uno de sus últimos cartuchos. A los socialistas, como a mí en un verano tórrido como el actual, les gusta procrastinar. Quizá porque les aterra el mañana y la llegada de las hordas de jóvenes criados al regazo del 15-M. ¡Habrá que dejarlo todo para el día siguiente como mínimo!

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

L'Avi

@AviNinotaire

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *