Ada Colau, Humor Gráfico, LaRataGris, Número 78, Opinión
Deje un comentario

Buitres

Por Ada Colau. Viñeta: La Rata Gris. Viernes, 9 de junio de 2017

Barcelona quiere atraer inversiones, por supuesto que sí. Queremos inversores que generen puestos de trabajo de calidad, inversiones en sectores estratégicos como la industria verde y sostenible, en tecnología, en economía social, en cultura y ciencia… Queremos atraer capitales que generen riqueza para toda la ciudad, que contribuyan a hacer de Barcelona un lugar más próspero y más justo para sus habitantes. Sin embargo, detrás de algunos “fondos de inversión” se esconden auténticos buitres, especuladores que saquean la ciudad y que hacen grandes beneficios a corto plazo y a costa de lo que sea. Entre los peores están quienes pretenden especular con la vivienda, comprando edificios enteros, expulsando a sus vecinos y luego volviendo a vender o alquilar a precios imposibles para la población. Pues bien: Especuladores del mundo, Barcelona no os quiere. Por desgracia no tenemos capacidad legislativa para prohibir este tipo de operaciones, pero utilizaremos todos los instrumentos municipales que tenemos para dificultar lo que consideramos son agresiones a nuestros vecinos y al conjunto de la ciudad. Hoy, la especulación es uno de los problemas más graves de Barcelona y nuestro ayuntamiento estará siempre del lado de vecinos y vecinas que no merecen ser expulsados por la avaricia de unos pocos.

Hace ya dos años que gente común, sin relación previa con poderes fácticos, ganamos las principales alcaldías del estado con un mensaje muy claro: hay que recuperar las instituciones para la gente, mejorar la democracia, coser las desigualdades, parar los recortes, luchar por recuperar los bienes comunes. Dijimos entonces: si somos capaces de imaginar unas ciudades diferentes, seremos capaces de transformarlas. Un cambio profundo, de valores y de políticas, nunca se produce de un día para otro, pero hoy podemos mirar hacia atrás con orgullo y hacia delante con esperanza, porque todo lo que hemos hecho tiene un sentido, una dirección, y estamos sentando las bases para un futuro más justo, más democrático y más fraterno.

Muy de acuerdo con el artículo de Ana Pastor sobre la carta de Rajoy en la que rechaza la propuesta de Barcelona de acordar con Atenas la acogida de refugiados. Agradezco el tono amable de la carta, pero soy incapaz de entender la negativa. El futuro –y el presente– no nos juzgará por el tono ni por la amabilidad institucional, sino por si fuimos o no capaces de hacer frente a una emergencia humanitaria, por si hicimos realmente todo lo que estaba en nuestras manos. En Barcelona no nos resignamos: seguiremos trabajando para extender la solidaridad entre ciudades, para hacer políticas decentes y para atender las obligaciones jurídicas en materia de derechos humanos.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

@LaRataGris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *