Maya Correas, Número 77, Opinión
Deje un comentario

Hipocresía en la sección de Internacional

Por Maya Correas / Foto: AFP. Viernes, 26 de mayo de 2017

Maya Correas

Ayer había gente en los muros de Facebook hablando de la violencia de los chavistas. Es más, en un muro alguien había subido unos empujones de un español con una camiseta de Chávez a una venezolana antichavista. Porque prenderle fuego a una persona es mucho menos violento que darle un empujón (que ni siquiera se ve, sino que lo sugieren en el vídeo). La gente que sabe algo de fascismo y sabe cómo se las gastan, no se extraña sin embargo de que sobornen, lleven armas, paguen a niños, quemen autobuses, disparen a la gente, les decapiten o maten a cuarenta personas si hace falta. Nacieron con una flor en el culo y se creen con todo el derecho. Aquí el currículum de los pacíficos.

A todos los que lloran a los niños de Manchester, sepan que para algunos, matar a 500.000 por defender sus propios intereses les parece que merece la pena… Saquen sus conclusiones, porque los niños, son niños, en Manchester o en Siria.

Hay una ecuación elemental: si se venden las armas es para usarlas. Y es uno de los mejores negocios del planeta. La actual presidenta inglesa, Theresa May, quiere emular a Margaret Thatcher, que soñaba con ser Winston Churchill (no quiero mujeres mandando que sean la copia mejorada de los peores hombres). Llora por veinte niños pero no le importa cargarse a 500.000, o a un millón, si así supera a la otra copia de alimañas, la señora Allbright, y usar el arma nuclear.

Llevo un tiempo viendo publicaciones indignadas sobre campos de concentración para homosexuales en Chechenia. Sepan que la noticia es falsa. He llegado incluso a ver recogidas de firmas sobre el tema y dirigidas a Putin. Cuando en una de esas he hecho el apunte de que Chechenia no era Rusia y que tenía su propio presidente, alguna iluminada vino a decirme que Putin ayudaba a aquel país y eran aliados. En fin, estoy viendo ya la avalancha de cartas en la Zarzuela por la relación eterna y comercial que existe entre Arabia Saudí y la familia real de este país (allí a los gays les cortan la cabeza y no tienen que darles de comer). Estoy harta de propaganda atlantista, antes lo hicieron con Cuba. Que sepan los indignados estos que EE.UU no abolió las leyes antisodomía hasta el 2005 y que todavía existen en 13 de sus santos estados. Hay un mapa y una lista de países que tienen abiertamente leyes anti homosexuales. Son 77, ya podéis ir mandando cartas.

Un acusado de violencia de género se cambia de sexo durante el proceso judicial. Lo comparto en mi muro por dos cosas: esta historia de que el género es el que tú sientas, como si de la noche a la mañana un gato pudiera ser un perro o un elefante, me parece absurda y la misma ley es con frecuencia absurda. Cuando maltrató a su mujer era un hombre, así que se le juzga por esos hechos y tendrá que responder por eso. Los hay tarados y la sociedad los alimenta. Otra cosa, aunque este tipo diga ahora que es mujer, ha maltratado, sea lo que sea, como si mañana quiere ser un burro.

Leo una noticia en cierto periódico: “El chollo de ser basurero en Málaga, los empleos pasan de padres a hijos”. Debería matar el cinismo. Sería una muestra de justicia e higiene mental. A mí esos privilegios me importan bastante menos que los de los reyes, políticos, grandes empresa etcétera… Tienen una cara impresionante.

El estado de la medicina moderna es preocupante. La salud es un derecho, no un mercado. Pues así estamos.

Titulares contra Pedro Sánchez en la campaña de primarias. Cantaba por soleá, pero la gente sigue queriendo creer en los cuentos de hadas y ver príncipes valientes donde solo hay ranas y dragones.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *