Ben, Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Número 75, Opinión
Deje un comentario

Paraísos fiscales, vacíos legales

Por Joaquim Bosch / Viñeta: Ben. Viernes, 28 de abril de 2017

@JoaquimBoschGra

Los paraísos fiscales existen porque interesan a determinados sectores económicos importantes y porque, no nos engañemos, son consentidos y permitidos por algunos gobiernos de los principales países del mundo. Es una ingenuidad pensar que países tan pequeños podrían hacer todo lo que hacen sin un consentimiento, al menos bastante general de los poderes económicos. A partir de ahí todo se complica jurídicamente y más en países como Panamá.  En Panamá son muy conocidos por los juzgados españoles que es tremendamente difícil que haya un instrumento de cooperación adecuado y que nos lleguen los requerimientos que practicamos desde nuestros órganos judiciales. Además, Panamá no tiene regularizada en su organización un delito como el fiscal, es decir, allí no hay delitos contra su Hacienda pública y eso impide que nuestros requerimientos judiciales no puedan ser tramitados allí porque para ellos esas cosas no son delito. Además, los delitos que pueden cometerse a través de sociedades offshore están vinculados a la evasión fiscal, pero también a blanqueos de capitales y otras conductas de carácter delictivo equivalentes. De modo que, como digo, Panamá no suele cooperar en estos casos y por tanto lo que tienen que hacer nuestra Fiscalía Anticorrupción y nuestra Hacienda Pública es, a partir de los datos que ya existen y que han dejado un rastro suficiente, sacar adelante las investigaciones en marcha, aunque es preciso dejar claro que no es delito necesariamente tener una sociedad en Panamá. Todo depende de cuál sea la finalidad del titular, aunque en la mayor parte de los casos se trata de singularidades que deben ser investigadas.

Por la justicia y contra la corrupción. Menos palabras vacías desde el poder político y más medios para los juzgados.

Si hay indicios de corrupción, los fiscales deben actuar sin bloqueos políticos, caiga quien caiga.

Tenemos una corrupción voraz que está plenamente instalada en el sistema. Quien no lo vea, está ciego o simpatiza demasiado con los corruptos

Rajoy dará ante un tribunal las explicaciones que ya tendría que haber dado a la ciudadanía. Por eso es tan esencial que la Justicia funcione.

España ha sido un paraíso penal para los corruptos, porque lo ha permitido el poder político.

Indultos de Semana Santa, banderas a media asta en cuarteles, vírgenes condecoradas. Mucho nacionalcatolicismo y nula neutralidad religiosa.

Los indultos de Semana Santa vienen de la monarquía absoluta y quiebran el Estado aconfesional.

Hay una cruzada contra el humor, porque molesta, irrita y enfurece al poder político y religioso.

Wyoming y Dani Mateo también son denunciados por un chiste. Hacer humor con el franquismo ya es casi tan arriesgado como cuando vivía Franco.

*****

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *