Humor Gráfico, Luis Sánchez, Número 74, Opinión, Sergio Rodríguez
Deje un comentario

La cruz y la espada

Por Sergio Rodríguez / Viñeta: Luis Sánchez. Viernes, 14 de abril de 2017

Sergio Rodríguez

Ahora mismo, en directo, la procesión de Cristo de la Buena Muerte en la TVE del PP. Cruz y espada, decían en la mili. Cruz, espada y cámaras en HD. Los caballeros (es un decir) legionarios rozan con su estiramiento el mismísimo cielo. La locutora, con una dicción beata digna de las Siervas de María, en cuanto ha sonado el himno, ha dicho: “Silencio, el himno nacional”, como una monja alférez, y ha hecho callar hasta al cura que la acompaña en plena campaña. Ostras, y también hay caballeras legionarias. No sé si de pelo en pecho. Es lo único que lo diferencia de la Semana Santa de mi infancia, cuando teníamos que echar las contraventanas y poner la tele bajita porque si no, nos multaba la Guardia Civil, según decía mi padre. Devuelven la maxi conexión al estudio y tertulilla frívola de prensa rosa. Esto también es un cambio de progreso.

Ya me conozco a las señoras y familias que se van de Semana Santa y sus destinos. Es lo que tiene ver dos ediciones del telediario. Son las mismas y no acaban de arrancar.

El PP de Barcelona pide a Ada Colau que priorice la acogida de refugiados cristianos. Un cargo público, que no sé si se habrá leído el artículo primero de la Constitución. Asimilado desde luego que no. Esta gentuza pepera, cuya esencia natural es el fascismo, como dice un amigo, se cree que este país es su finca, su patrimonio nacional. Este no sé si tendrá arcángel. Si lo tuviera igual le ordenaba: Arcángel San Miguel, mande firmes…

Qué pena, con los huevos arrojados a Maduro podrían hacer una reedición del clan de la tortilla en Sevilla. Pero a estas alturas ya preferirán un ágape de mayor enjundia gastronómica.

Los huevos de Maduro son espectaculares si los ves en el telediario del PP.

Susana la Grande con peineta y mantilla, igualica que doña Dolores de Cospedal y otras finas hierbas. Cada una en su cigarral o cortijo. Y los desarrapados como Tere Rodriguez, el Kichi o el Cañamero en vaqueros y camiseta. El Rivera guapo y faltón, duchao y con colonia cara. El Rivera feo y tonto, atolondrao en algún garito antes o después de la Madrugá. Español hasta la médula españolísima, el cerebelo es lo de menos. El Banderas, costalero a cara descubierta, que pa eso es famoso; los demás cubiertos. Como decía Carmen Rigalt: la Duquesa de Alba con mantilla; el Duque (Aguirre) sin ella. Paisaje con figuras.

Para ambientar lo de las esculturas humanas de Pompeya, los ambientadores musicales del telediario ponen un tema de The dark side of the moon cuando en la película- concierto Pink Floyd en Pompeya está más bien el Echoes… Eso es no conocer la Historia, hombre.

Ya están aquí. Momento ignición. He coincidido con un miembro de una brigada antiincendios en la gasolinera. Me ha dicho que había tres esta tarde. Otro me ha contado que se encontró en cierta ocasión una perdiz a cuyas patas habían atado una mecha encendida. La maldad y el terrorismo medioambiental no tienen límites con tal de conseguir que prosperen ciertos intereses…

Mi lógica no es aplastante porque no pretendo aplastar a nadie. Es, simplemente, lógica.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Luis Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *