Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Luis Sánchez, Número 69, Opinión
Deje un comentario

La Justicia debe servir para juzgar algo más que unos tuits, retuits y chistes

Por Joaquim Bosch / Viñeta: Luis Sánchez. Viernes, 3 de febrero de 2017

@JoaquimBoschGra

España supera en corrupción a Botswana y a Cabo Verde, según el informe de 2016 de Transparencia Internacional. Estamos en niveles africanos.

Tras cuarenta años, hay que honrar a los abogados de Atocha defendiendo las libertades por las que murieron. Decía Machado que vive quien ha vivido.

La tercera parte del terrorismo que juzga la Audiencia Nacional son tuits, retuits y chistes.

No hay dinero para exhumar de las fosas a las víctimas del franquismo. Pero el Valle de los Caídos nos cuesta un millón de euros al año.

El Gobierno niega que el Valle de los Caídos “sea monumento franquista”. No hay símbolo más franquista que el mausoleo megalómano de Franco.

El presidente de Banco Sabadell ve un ataque judicial por las cláusulas suelo. No ve ataque de bancos a ciudadanos al apropiarse de su dinero.

No cabrían en las cárceles todos los que han contado alguna vez chistes de Carrero Blanco.

Castigar con prisión chistes sobre Carrero Blanco es volver a tiempos extremadamente autoritarios.

Si la violencia de hombres y mujeres fuera igual, ellas no serían víctimas en el noventa y cinco por ciento de los casos.

El poder se deslegitima cuando trata sin humanidad a las víctimas del Yak-42 y sus familiares.

El caso de las cláusulas suelo sugiere amistades peligrosas entre bancos y poder político.

El Arzobispo de Valencia sigue atacando las leyes de género. Podía lanzar alguna vez sus arengas apocalípticas contra los agresores machistas.

La violencia de género no es un asunto de maldad, sino un recurso del machismo estructural que usan muchos hombres para anular a las mujeres.

El Ministerio de Defensa conocía los riesgos del Yak-42 y no hizo nada. ¿Nadie es responsable?

Tenemos una corrupción que es parasitaria y que está plenamente instalada en el sistema.

El Gobierno podría explicar por qué se ha consentido a los bancos actuar abusivamente, para ingresar miles de millones de euros sin derecho.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Luis Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *