Aitana Castaño, Número 67
Deje un comentario

Llora la mina

Por Aitana Castaño

@Sairutsa

Cotallo, Castaño, Sito, Mario, Matilla y Fechaladrona suman entre los seis 150 años subterráneos de carbón. Con días regulares, días malos y días muy malos (para olvidar) como cuando un derrabe se llevó a cuatro compañeros, “al mi amigu Tomasín…” Ciento cincuenta años que también tuvieron (y tienen) sus días y sus cosas buenas. Muchas. Una de ellas, seguir quedando cada tercer sábado de mayo para comer y recordar motes, piques, abrazos. Para defender que el Pozo María Luisa es algo más que el protagonista de una canción… El Pozo María Luisa ha dejado de extraer carbón después de 158 años vaciando las entrañas de esta tierra que, como tiene tanto hueco libre, nos acaba atrapando a todos. Hasta ayer era el “pozu” de la hullera pública que mas carbón sacaba al día. “Dijéronme que llevan meses llevando toneladas para Carrio porque aquí ya cubrieron el cupo en mayo”. Los dirigentes de Hunosa rehusan hablar de “cierre”. Les gusta denominarlo “cese programado de la actividad extractiva”. “Milongues”, dicen estos seis y decimos todos en esta cuenca del Nalón que la semana que viene ya solo sacará carbón de una mina: Carrio (en Laviana). Total, que aquí estamos contando capítulos que parecen aproximarse al fin…

Audiencia juvenil. Cada vez que voy a un instituto y con el micrófono de la TPA en la mano me enfrento a una pandilla de chavales a los que tengo que entrevistar y se ponen en plan adolescente que no quiere salir ninguno porque “jijijijiji memuerodeverguenza jijiji andayaestáspirada jijiji”. Negocio con el profesor de turno la subida de medio o un punto en la nota de la asignatura que les imparte. La mejora en la nota se la lleva, claro, aquel adolescente, animal o cosa que se atreva a hablar para la tele y a decir algo coherente que no incluya una caída de ojos en plan “teestoyperdonandolavida.com”. Se hace un silencio bastante sepulcral tras mi propuesta. Todos se miran entre ellos y murmuran. Suele dar resultados positivos. Yo me pongo seria y les digo: “Por favor, si no cumple vuestro docente, me lo hacéis llegar vía redes sociales o intragramers varios o snapchat para no dejar huellas” (essto último les encanta, porque los adolescentes tienden a ser peliculeiros). Hoy un guaje me paró por la calle en Mieres y me dijo: “Oye, que sepas que aprobé inglés gracias a la Televisión del Principado de Asturias”. Y cayome una lagrimina de emoción… Si esto no es estar al servicio de los asturianos, que baje Dios y lo vea.

Contradicciones de la derecha. Desde el PP aseguran (un 28 de diciembre) que “nunca” han tenido problema con los homosexuales. Otra cosa ya son los maricones y las tortilleras, con esos sí. Que no os enteráis.

Lo de la formación morada. Que alguien les quite el móvil a los chiquillos de Podemos, anda.

Malos humos en Madrid. Yo, de un Gobierno revolucionario, revolucionario, lo que se dice revolucionario, nivel pro, lo que espero es que decrete que no hace falta ir a trabajar los días pares. Lo demás superfluosidades.

Esperanza en el 17. Un año que rima con flete, juguete, mollete, taburete, colorete, tafilete, zoquete, clarinete y periquete no puede ser un mal año, por mucho que los malos se empeñen… ¡Así que a por él, que vamos picando menudo! ¡Feliz año!

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *