Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Luis Sánchez, Número 65, Opinión
Deje un comentario

Rita, un caso excepcional

Por Joaquim Bosch / Ilustración: Luis Sánchez. Viernes, 2 de diciembre de 2016

JOAQUIM BOSCH 2

@JoaquimBoschGra

Estos días se están produciendo actuaciones muy oportunistas para resolver cuestiones internas del PP de tipo político o también para desgastar. En política, o en las críticas a los tribunales, no todo vale. Las resoluciones judiciales y también las actuaciones políticas deben poder ser criticadas, pero no utilizando determinadas argumentaciones que creo que son de un nivel humano bastante bajo. En el caso de Rita Barberá se trata de analizar que estábamos ante un problema de salud muy determinado y muy excepcional. Hay 2.000 investigados por corrupción en nuestro país, 2.000 imputados y no hay 2.000  personas afectadas por un infarto. Estamos pues ante un supuesto muy particular y creo que debe analizarse realmente el problema en otros ámbitos y entender que aquí, como regla general, la Justicia se ha limitado a cumplir con sus deberes, a investigar posibles temas de corrupción, y la opinión pública también, como criterio general, con todas las excepciones que queramos, pero la línea general ha sido de crítica política. Una crítica legítima en una sociedad democrática a pesar de que lamento muy especialmente el fallecimiento de Rita Barberá.

Mercadeo laboral. Tras reformas laborales contrarias a los derechos sociales, con las que se prometió que se crearía empleo, la realidad es una situación con millones de parados. Y de intensa precariedad, con enorme descenso del trabajo estable, que además ha quedado en situación muy frágil, con el abaratamiento de los despidos. Las reformas también han provocado una reducción muy acusada de los salarios. Las mujeres han sido víctimas principales, con el incremento de la brecha salarial y la feminización de la pobreza. El artículo 35 de la Constitución proclama el derecho al trabajo y a una remuneración suficiente para satisfacer las necesidades propias y las de la familia. Pero el poder político no sabe o no contesta cuando hay incumplimientos de derechos constitucionales.

Serrano Suñer fue responsable del asesinato de 5.000 republicanos en el campo nazi de Mauthausen. Tele 5 le premia con una serie. Vaya país.

Desde Jueces para la Democracia decimos que contra la violencia machista sobra postureo y falta más protección social.

Algunos esgrimen la Constitución ante conflictos territoriales, pero maltratan sus derechos más básicos. Eso es constitucionalismo oportunista.

Estamos tan saturados de corrupción que las noticias, los informes policiales y las sentencias sobre el tema parecen novelas de costumbres.

El 39% de los trabajadores son fijos; el resto están parados o precarizados. Los derechos laborales ya son vestigios en los libros de historia.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Luis Sánchez

Luis Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *