Humor Gráfico, LaRataGris, Número 65, Opinión, Tonino Guitián
Deje un comentario

La Doña

Por Tonino Guitián / Ilustración: La Rata Gris. Viernes, 2 de diciembre de 2016

Tonino Guitián

@toninote

A todos quienes me escriben o piensan sobre que ya no podré representar más mi obra teatral La Doña, les informo que el personaje es ficticio, basado en una alcaldesa que lleva varios siglos en el cargo porque es eterna. Es una reflexión sobre el poder y la vida, sobre quienes entregan su alma por unas ideas y sufren por la incomprensión de los demás, sobre las habladurías de la gente y las tonterías que puede hacer uno para sobrellevar el laberinto por el que nos hace circular nuestra existencia, todo mezclado con la estética de Rita Barberá, Evita Perón o la personalidad de quien da nombre a la obra, María Felix. Por eso las canciones del cabaret son himnos, tangos y corridos mexicanos.

Aunque yo nunca fui exiliado por La Doña, algunos teatros de la capital no la quisieron representar, por miedo, claro. La muerte de Rita Barberá demuestra que la gente prefiere la mala conciencia a prestar un minuto de ayuda al que está cayendo. Lección tardía.

La noticia no es noticia sino yo sé que tú sabes que nosotros sabemos que vosotros sabéis que nosotros sospechamos que vosotros sospecháis.

¡Ojo con lo que escribes en Facebook! Si pones una foto tuya sentado en una mesa y comentas “luego bailé desnudo sobre la mesa” o “después me subí en elefante”, un abogado astuto puede presentarlo como prueba de que subiste sobre un elefante o bailaste en bolas (Y hacer el ridículo, el abogado desesperado, evidentemente).

Se rumorea que José Ramón Lluch se postula a director o algo análogo de la televisión valenciana incipiente. Por si acaso, cuelgo esta invocación a San Miguel Arcángel, para que combata al Demonio. San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha. Sé nuestro amparo contra la perversidad y acechanzas del demonio. Que Dios manifieste sobre él su poder, es nuestra humilde súplica. Y tú, oh Príncipe de la Milicia Celestial, con el poder que Dios te ha conferido, arroja al infierno a Satanás, y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

El porexpán chamuscado, patrimonio de la raza humana.

Cuando en los años noventa mi madre se dio cuenta de que la Navidad se había convertido en una fiesta de los grandes almacenes, decidió celebrar las rebajas y hacer una cena para recordar que sus padres habían tenido ilusiones, cena que disgustaba mucho a los que amaban los grandes almacenes y detestaban las ilusiones de los demás.

Hay gente muy tocapelotas a la que le da por no lamer la suela que les da de comer. Otra cosa distinta es morder la mano que te da de comer.

Lo solemne existe porque, con solo una ligera desviación de su objetivo, acaba en humor.

Pido a Sálvame que hagan más caso a la masturbación de los famosos y menos a las relaciones completas. Modernidad, por favor.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

LaRataGris

@LaRataGris

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *