Ada Colau, Humor Gráfico, Igepzio, Número 66, Opinión
Deje un comentario

Ciudades solidarias

Por Ada Colau / Ilustración: Igepzio. Viernes, 16 de diciembre de 2016

@AdaColau

A lo largo del último año somos muchas las ciudades que nos hemos movilizado y hemos dicho a los estados europeos que no nos sentimos reconocidas en la actual política de cierre de fronteras. Queremos y podemos acoger a las personas que huyen de la guerra y el horror. Barcelona participará en la cumbre de ciudades en Roma convencida de que se necesitan espacios amplios y transversales donde defender una Europa coherente con sus principios fundacionales, donde defender la vida y la dignidad de todas las personas y donde rechazar frontalmente los discursos racistas y excluyentes que han crecido en los últimos tiempos, incompatibles con la idea de una Europa democrática, unida y fuerte.

En los años 80 Pepe Rubianes alumbró con su sonrisa y su talento la escena cultural barcelonesa, y no dejó de hacerlo hasta que nos dejó. Lúcido, valiente, irreverente. Capaz de desenmascarar la hipocresía y molestar al público hasta vaciar la sala. Pero el público repetía y la volvía a llenar, porque todos necesitamos un espejo en el que vernos, incomodarnos y reírnos de nosotros mismos. Sus “viudas”, que eran todos sus amigos, reclamaron año tras año una plaza o una calle con su nombre, y hasta él nos lo recordó desde el más allá en una divertida esquela hace sólo unos meses. Lo prometido es deuda. Esta ciudad nunca te olvidará, Pepe.

A través de la lectura de La ciudad de los prodigios, muchos de nosotros empezamos a descubrir y sentirnos orgullosos de la historia de Barcelona, que es sobre todo la historia de su gente. Gracias Eduardo.

La deuda en los ayuntamientos del cambio se reduce 160.000 euros cada hora. Cambiando las prioridades se puede aumentar el gasto social, luchar contra la desigualdad, promover planes de ocupación, invertir en vivienda pública, escuelas, sanidad… y al mismo tiempo reducir la deuda.

El ciudadano es el influyente. Hoy la publicación Político publica un ranking de personas en el que me han elegido como la quinta persona más influyente de Europa. Ante todo quiero decir que el sentido de estos rankings y encuestas es señalar tendencias, y sólo así quiero interpretar esta elección: no soy yo, sino el proceso transformador del que soy una de las caras visibles, pero que protagoniza la gente que lo está empujando desde abajo. No soy yo, sino el papel fundamental que las ciudades tienen y van a tener en la Europa del futuro. Y no soy yo, sino el liderazgo internacional de Barcelona, que quiere ser referente en la defensa de los valores democráticos y los derechos humanos, especialmente en este momento tan delicado en el que Europa se ve amenazada por el crecimiento de la extrema derecha.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *