El Koko Parrilla, Humor Gráfico, Número 62, Opinión, Rosa Regàs
Deje un comentario

¿Qué hacer?

Por Rosa Regàs / Ilustración: El Koko Parrilla

ROSA REGAS

@rosaregas

No es solo la hecatombe del PSOE que se nos ha caído encima, es la corrupción que recorre este país cuya punta del iceberg alcanza a políticos, empresarios, concejales, diputados y alcaldes, fieles a gobiernos de la democracia, hasta llegar al corazón mismo del PP, hoy en funciones, pero que gobernó de 1996 a 2004 y de 2011 hasta uno de estos días.

Pocas veces hemos visto a un partido en el poder en tan vergonzoso trance, como tampoco habíamos visto una familia entera enriqueciéndose presuntamente desde el poder como la Pujol Ferrusola en Catalunya.

Y no es que la corrupción sea reciente y puntual sino bien antigua: esos líderes investigados se dedicaron presuntamente al expolio de dinero público ya desde el inicio de la democracia, sin descanso con el del franquismo, curioso de verdad. Y hoy todos en la calle. Lo que pasa en España no se ve en ningún otro lugar, así somos. Mientras tanto, nuestra deuda externa sobrepasa el PIB, el desempleo no se mueve del 20% y los paraísos fiscales viven a expensas de nuestros ricos que, por si fuera poco, han hallado el modo de no pagar aquí lo que deben a Hacienda. Así es natural que las clases medias y trabajadoras ya no tengan horizontes, los jóvenes emigren, la mayoría de los que trabajan vivan de sueldos de miseria y contratos por horas o días, los enfermos se eternicen en los pasillos de los hospitales, los ancianos estén desatendidos y los escolareas en barracones. Aún así las empresas alemanas de Frau Merkel bien se enriquecen con españoles, italianos, griegos y portugueses, en cuyos países aumentan los millonarios gracias a la obediencia de sus gobiernos a la mencionada Merkel, a la triste UE y a la dudosa Lagarde.

Pero no sé de qué nos quejamos. Los americanos pueden acabar con un presidente siniestro, orgulloso de no pagar impuestos, racista y machista hasta el delirio y dispuesto a machacar el mundo para que América sea grande.

Los países víctimas de las cinco guerras americanas, Afganistán, Iraq, Yemen, Siria y Libia, jamás en su milenaria historia se han visto tan destrozados y humillados, viviendo entre la guerra y la muerte.

Por no hablar de otros puntos del Planeta acosados por las políticas comerciales o expansionistas de rusos, chinos y americanos y de sus respectivos aliados, Israel y Arabia Saudí entre otros, todos enloquecidos “patriotas” que patrocinan con dinero, armas y la ayuda de sus ejércitos, al asentamiento de ISIS o sucedáneos, en países más pobres donde ejercen un desalmado mandato que convierte los ciudadanos en niños soldados, mujeres esclavas, hombres colaboradores o cadáveres.

Sin olvidar a los refugiados, los muertos en el mar, los esclavos del mundo, los perseguidos, los estafados. ¿Qué hacer? Cuesta reconocer tanta desvergüenza en casa y tanta maldad por doquier.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

PEDRO EL KOKO PARRILLA

@Elkokoparrilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *