Julia Castro, Sociedad
Comentarios 3

Patricia Campos: “Me sentí acosada en el Ejército y lo tuve que dejar”

Por Julia Castro. Miércoles, 26 de octubre de 2016

Deportes

   Sociedad

Hay mujeres que sueñan con cambiar el mundo y mujeres que lo cambian. Patricia Campos (Onda, Castellón, 1977) pertenece al segundo grupo. Aviadora, entrenadora de futbol, cooperante y activista en favor de los derechos de las mujeres y de los niños africanos que sufren en el Tercer Mundo, la vida de Patricia Campos es digna del mejor novelón. Desde bien pequeña tuvo que pelear contra la intransigencia de un padre que no aceptaba que quisiera jugar al fútbol, como los chicos, ni que su sueño fuese pilotar un avión a reacción. Su condición sexual estaba detrás de las trabas que tuvo que superar desde la infancia, pero finalmente consiguió abrirse camino: Patricia llegó a ser la primera mujer piloto de las Fuerzas Armadas españolas, abriendo paso a otras mujeres que llegaron después a los cuarteles. Más tarde tuvo que dejar la vida castrense, y con ella lo que más le gustaba hacer: volar. A algunos mandos del Ejército no les hacía demasiada gracia tener que convivir con una mujer que pilotaba mejor que ellos y que encima era homosexual. Entonces, lejos de hundirse, hizo realidad otro sueño: ser entrenadora de fútbol en Estados Unidos, donde dirigió a un equipo femenino que llegó a ser campeón de su liga. Su intensa labor profesional no le ha impedido mantener una frenética actividad solidaria en Uganda con la oenegé Fútbol sin Fronteras y Volunteers HQ, donde promueve un proyecto solidario para ayudar a los más necesitados. Todo esto lo cuenta en su libro Tierra, mar y aire. El testimonio de una mujer que quiso cambiar el mundo. “Me he dado de baja de la Fuerzas Armadas porque por mi condición de mujer y de homosexual no estaba cómoda”, declaró recientemente. El libro es también un retrato íntimo sobre el descubrimiento de la propia identidad sexual, así como un relato público que evidencia el machismo imperante en el Ejército español.

Fuiste la primera mujer piloto pero tuviste que dejarlo por tu condición sexual. ¿Qué fue lo que pasó?

No me sentía cómoda y después de escribir Tierra, Mar y Aire hubiera sido todavía más difícil.

Tenemos el caso de Zaida Cantera, que también tuvo que sufrir el machismo en el Ejército…

Los que hemos estado dentro sabemos de verdad lo que ocurre. Lo que importa es que se sepa para que se tomen medidas y no vuelva a ocurrir a nadie.

¿Te sentiste acosada? 

Sí.

Te hicieron sentir diferente…

Por supuesto, era y soy diferente a todos ellos. Lo desconocido y diferente asusta, por eso los humanos juzgamos y discriminamos lo que no conocemos o nos asusta.

He leído que ni siquiera tenían uniformes o monos apropiados para las mujeres piloto… Ni baños…

Así es. No están preparados para nuestra llegada.

Lo cuentas en tu libro Tierra, mar y aire: explícame qué pretendes transmitir con este libro…

Grito lo que nunca había dicho antes. Quiero abrir mentes, despertar y cambiar la opinión de muchas cosas que creíamos seguras. Por eso no es un libro para todo el mundo.

Tuviste un sueño; ser piloto y jugadora de fútbol. Dos retos que conseguiste, es casi un milagro en un país como España…

Hay que creer en ti mismo y confiar en tus posibilidades. Luego, con trabajo y perseverancia, todo es posible y los sueños se hacen realidad.

img_2906

Patricia Campos, con sus chicos del proyecto que lleva a cabo en Uganda.

Supongo que estarás al tanto de los casos de árbitros y jugadores homosexuales que están sufriendo persecución en nuestro país. ¿Qué opinas de ello?

En mi cabeza no cabe el desprecio o la violencia hacia nadie. Por lo tanto, no entiendo cómo cierta parte de la sociedad puede hacerlo hacia alguien por el simple hecho de acostarse con una persona de su mismo sexo.

La primera entrenadora española de fútbol en Estados Unidos. ¡Eso sí que es todo un logro!

USA vive la cultura del deporte de una forma diferente. Saben que en Europa tenemos muchísima experiencia respecto al fútbol. Es normal que se nutran de profesionales latinos y europeos.

¿Cómo es la sociedad americana en este aspecto? ¿es más tolerante con la condición homosexual de los deportistas? 

La sociedad americana está bastante dividida respecto a esta cuestión. Hay estados que lo tratan con normalidad y otros donde a los homosexuales hasta hace poco se les prohibía la entrada a las tiendas, como es el caso de Texas.

¿Por qué elegiste el fútbol, el deporte más elitista y machista? ¿Por qué no otra actividad?

No creo que yo lo eligiera, me lo encontré en mi camino y ya nos hicimos amigos inseparables y para siempre.

No lo has tenido fácil en la vida, ya de pequeña tu padre maltrataba a tu madre. ¿Cómo conseguiste superarlo todo?

Bueno, fue una etapa bastante dura. Me tengo que quedar solo con lo positivo.

¿Es España un país homófobo, intolerante, con las personas gays y lesbianas?

Yo no generalizaría. Hay gente que respecta los derechos humanos de los demás y otra que los pisotea.

También eres entrenadora de un equipo femenino en Africa, en Uganda, donde participas con proyectos solidarios. Cuéntanos…

Mi proyecto en Africa es apasioannte. Quería saber qué pasa en otras partes del mundo. Uganda es un país muy dañado por tradiciones, cultura y falta de información. Niños mueren cada día por falta de comida, agua y enfermedades que no deberían existir en el 2016. Las niñas son vendidas como empleadas domésticas y se les práctica la ablación. Desgraciadamente es muy difícil cambiar esa situación que lleva así durante años. Creedme que lo intento. En Uganda, doy clases de español y derechos humanos por la mañana y entreno a fútbol por las tardes a tres equipos: uno de niños, otro de niñas y otro de mujeres con SIDA.

Esta vez tienes como misión construir un pozo de agua y conseguir antirretrovirales para las chicas con VIH…

Hay muchas cosas que hacer. Lo complicado es hacerlo y continuar. Para seguir, pienso en sus cantos, sus danzas, en los partidos de fútbol y en el empeño increíble por salir adelante, y me uno a esa corriente de vida.

maitegil1

¿Qué te da Africa que no encuentras en Occidente?

En Occidente he pasado la mayor parte de mi vida rodeada de todo lo que necesitaba y más. Africa me ha enseñado la esencia de la vida. La felicidad por el simple hecho de existir.

Cuando ves los kayucos, las pateras, la gente huyendo de sus países, ¿qué piensas?

Pienso que son seres humanos que buscan un futuro mejor. Y no hacen nada que no hiciéramos nosotros en su misma situación.

Vives en Estados Unidos, ¿cómo ves lo de Donald Trump?

Trump tiene una forma de hacer política que no ha dejado impasible a nadie. Es duro escuchar del posible presidente del país más poderoso del mundo declaraciones llenas de odio contra los latinos o las mujeres, quienes también son ciudadanos americanos. Por la parte que me toca, no me gustaría ser gobernada por un candidato errático y amenazante. Alguien que se basa en prejucios para sacar conclusiones y no tiene planes claros para gobernar USA.

¿Echas de menos volar, el aire, pilotar?

Todos los días echo de menos ese cielo azul.

¿Qué puede hacer alguien que quiera colaborar con vuestro proyecto en Uganda?

Si alguien está interesado en colaborar con mis niños puede hacerlo a través de @Pcamdom.  Y mi página es Patricia Campos Domenech (#Patricia_Campos_Domenech)

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

3 Kommentare

  1. carlos martinez dicen

    Es curioso. Si alguien dice que la causa de la homosexualidad pueden ser episodios infantiles traumáticos lo tildan de homófobo, de facha. ¡¡Noooooo, qué tendrá que ver!! Sin embargo, cuantos mas homosexuales (tanto chicos como chicas) conozco o sé de sus vidas, resulta que sí que compruebo que la mayoría tienen una historia “negra” detrás. Para muestra un botón.

  2. Pingback: Entrevista para la revista Gurb | Patricia Campos

  3. Carlos Blanco dicen

    Me alegra que existan personas como esta chica. Impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *