Editoriales, El Koko Parrilla, Humor Gráfico, Número 62
Deje un comentario

Editorial: El PSOE arroja la toalla

Ilustración: El Koko Parrilla. Domingo, 23 de octubre de 2016

Deportes

   Editorial

El PSOE, tras 137 años de historia, ha puesto el cartel de “Se Traspasa” con su bochornosa decisión de entregarle el poder a Mariano Rajoy. Por 136 votos  a favor de la abstención (que daría la investidura al ahora presidente en funciones) y 96 en contra, se ha impuesto el sector conservador sobre el ala más progresista, partidaria del “no es no” al PP y de seguir con el bloqueo institucional hasta unas terceras elecciones. Con esta decisión histórica, las elites del PSOE se han impuesto a las bases, los neoliberales a los obreros, los instalados del IBEX 35 que ganan cientos de miles de euros al año a los militantes de base, muchos de los cuales no llegan a final de mes. Tras el triste y lamentable Comité Federal de esta mañana (uno más) solo cabe hacer tres consideraciones: que el socialismo auténtico ya no tiene nada que ver con ese partido; que Rajoy el indecente (el protector de años de gobierno marcados por escándalos como el de la trama Gurtel, la operación Púnica o las tarjetas black) volverá a la Moncloa sin asumir ni una sola responsabilidad por tantos desmanes; y que Podemos, a partir de ahora, tiene el camino libre y expedito para erigirse como gran y único referente de la izquierda en nuestro país. Pablo Iglesias ha hecho lo que tenía que hacer, lo que no han hecho los barones del PSOE: mantenerse firme en sus convicciones, no claudicar ante el chantaje de la derecha, decir “no es no” a Rajoy hasta el final. No era tan complicado, solo había que ser coherente con la filosofía de la izquierda, pero entre los socialistas hace ya tiempo que priman los intereses personales por encima del interés de la clase obrera. Iglesias, quizá en una valoración arriesgada pero no exenta de razón, ha asegurado que la decisión del Comité Federal del PSOE para abstenerse en la segunda votación de investidura constata “el fin del turnismo como sistema de partidos” y da paso a la “Gran Coalición que nos tendrá enfrente como alternativa”. Ya ejerce de líder de la oposición.

¿Obligará el PSOE a sus diputados a votar la abstención o permitirá la libertad de voto, como correspondería a un partido democrático?

En cualquier caso, a los felipistas y sus braceros susanistas, auténticos ganadores de la batalla de Ferraz, habría que decirles que la política no solo es cálculo premeditado, tacticismo para salvar la posición y pragmatismo a ultranza. También es lealtad y respeto a unos valores, a unos principios, a unas ideas. Iceta, que ha apostado por esa línea de pensamiento, sale reforzado del envite. Susana Díaz, al contrario, sale quemada. Las caretas se han caído por fin. Ya sabemos de qué pie cojea cada uno en esa bendita casa del pueblo. Pero lejos de terminar la agonía socialista, aún queda el último y más vergonzante acto de esta tragedia shakespeariana: ¿habrá abstención en bloque el día de la investidura de Rajoy, imponiéndose la más férrea de las dictaduras de partido, o permitirá el PSOE la libertad de voto entre sus diputados para que cada cual pueda expresarse libremente, como corresponde a un partido auténticamente democrático? ¿se levantarán de sus escaños los once congresistas que le hacen falta a Rajoy y se ausentarán en el último momento de la votación, con la excusa de ir al baño, permitiendo de esta manera que el gallego marcado por la corrupción sea coronado presidente? El esperpento socialista promete no tener final. No se vayan todavía, que aún hay más.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

PEDRO EL KOKO PARRILLA

@Elkokoparrilla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *