Ben, Humor Gráfico, Número 61, Opinión, Rosa Palo
Deje un comentario

Bloguero de día

Por Rosa Palo / Viñeta: Ben

ESTHER-BAEZA-(ROSA-PALO)

@Ebaezan

Lo dejo por escrito: si Zapatero se convirtió en supervisor de nubes tras abandonar la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez se nos va a hacer bloguero tras dejar de ser secretario general del PSOE. Si no, al tiempo, que de política nacional entiendo lo mismo que de pavos preñaos, pero de bloguerío puedo dar un master. Y Pedro lleva todo el camino: cambiar con esa fruición de estado de wasap para intentar reflejar los vaivenes de su corazón y volver locos a los exégetas (que si hoy pongo un trébol de cuatro hojas, que si mañana vuelvo a colocar un “¿Y por qué no?”) es el primer paso para petarlo como blogger revisteril.

No me miren ustedes así, que cosas más raras se han visto: los blogs más exitosos de hoy los publican modeluquis de centro comercial, actrices de series de sobremesa, ganadoras de realities y mozas abandonadas por tenistas famosos. Hasta Raquel Bollo, ex mujer de Chiquetete, ex planchadora de Isabel Pantoja y casi ex carne de Sálvame (como no espabile le van a hacer un Benito antes de que le dé tiempo a bajarse del AVE), tiene un blog en Semana. Una señora que se ha pasado quince días diciendo Juan Grabriel (al final acabó llamándolo Alberto) va a publicar textos en una revista nacional, con sus puntos, sus comas y sus patadas al diccionario. A la pobre redactora que le toque corregirle las entradas le va a dar una angustia en los ojos. “Mi alma”, se llama el blog, y en él “os voy a  contar cómo soy en realidad, y mostraros mis inquietudes, mis planes y mi vida cotidiana”, lo que traducido al español quiere decir que va a subir las fotos descartadas de las exclusivas, vestidicos de su tienda de ropa y la receta de la pringá. Acabáramos. Que les gusta desnudar su alma a las famosas de medio pelo (su cuerpo ya lo han desnudado en el Interviú).

El blog de Pedro Sánchez se podría llamar “Mi sueño”. Un sueño de país donde él se veía como el Obama blanco (Rivera se ve como un joven Kennedy, Rajoy se cree Churchill y Pablo Iglesias la Khaleesi, que cualquier día de estos se nos tiñe la melena de rubio platino) y a donde pensaba llevarnos de la mano, literalmente: “Os tiendo mi mano izquierda a favor de la igualdad, el progreso y la solidaridad”, ponía ante una instantánea de su palma en Instagram, y bajo una foto tocando un árbol escribía: “sintiendo sabiduría” (la del alcornoque, claro, que los comentarios de Sánchez tienen la misma profundidad intelectual que el diario de una adolescente). Las fotos se las haría su equipo de comunicación, pero ahora que se ha quedado solo ante el peligro (ni el gran Miquel Iceta, pedrilieber de honor, le hará ya un retrato) se las tendrá que hacer Begoña. La pobre: de primera dama a esposa de instagramer; de compañera del nuevo líder a heroína anónima y sacrificada que fotografía a su santo desde todos lo ángulos posibles para que no le salga papada, intentando captar una falsa intimidad, con mucha mirada al infinito y mucha cotidianidad. Y mientras, en el partido siguen jugando a las palabras prohibidas, que el primero que diga “abstención”, pierde. Sólo falta que Olvido Hormigos vuelva al PSOE para tener la fiesta completa.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

BEN

@BenBrutalplanet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *