Ada Colau, Gloria Nicolás, Número 60, Opinión
Deje un comentario

Noticias que no salen en los telediarios

Por Ada Colau / Fotografía: Gloria Nicolás.

ADA COLAU

@AdaColau

Vuelve la pesadilla. Hoy hemos visto imágenes que hacía tiempo que no veíamos en Barcelona: policías antidisturbios haciendo efectiva una orden de desahucio de una madre con tres niños pequeños. El caso es ejemplar de lo que no debe volver a pasar en esta ciudad: una familia vulnerable desahuciada por una empresa que tiene decenas de pisos en Barcelona.

Este desahucio se podía haber evitado con la ley 24/2015. El principal responsable es, por tanto, el Gobierno del PP y el Tribunal Constitucional que paralizó la ley. Pero todas las administraciones somos corresponsables en la garantía de los derechos humanos. Pedimos a la Generalitat que se coordine con el Ayuntamiento y no efectúe un desahucio si no hay un realojo garantizado.

Al final, como siempre en estos casos, el ayuntamiento (quien menos competencias tiene en el tema) ha tenido que buscar una solución contando sólo con sus propios recursos. Hemos podido asignar a la familia un piso de emergencia, pero tardará unos días en tener el alta de los suministros. La familia ha preferido quedarse en casa de una amiga mientras tanto. Gracias a la sociedad civil, en especial a la PAH de Barcelona, por estar a pie de calle defendiendo los derechos de todos y todas.

Por una mejor educación. Este año empezamos el curso escolar cumpliendo compromisos importantes: tres escuelas infantiles de Barcelona que se habían externalizado en el mandato anterior, han sido remunicipalizadas. Hemos conseguido, además, mantener la plantilla que trabajaba en ellas gracias a una subrogación, garantizando derechos laborales. También hemos podido hacer frente a una demanda que la comunidad educativa y las familias llevaban tiempo reclamando: recuperar, en las 98 escuelas infantiles de la ciudad, la media hora de soporte educativo que se “recortó” en el mandato de CiU.

Nuestros niños y niñas entre 0 y 3 años merecen la mejor atención posible: los recortes y privatizaciones en este ámbito son una amenaza para la igualdad de oportunidades y el cuidado de nuestros pequeños. Otra buena noticia para la ciudad: hemos declarado servicios públicos esenciales los puntos de información y atención a las mujeres (PIAD y SARA), y ya se ha puesto en marcha el mecanismo para convertirlos en servicios gestionados directamente por el consistorio. Eso nos permite remunicipalizar a 55 trabajadores/as, y dar la categoría de “esenciales” a unos servicios que son imprescindibles en la lucha de esta ciudad contra la violencia machista. Hoy mismo, hemos anunciado un nuevo acuerdo con la Generalitat en materia de servicios sociales, en el que hemos logrado aumentar el presupuesto un 23 por ciento, cosa que este mismo año se concreta en sumar 47 nuevos trabajadores para reforzar unos servicios imprescindibles para atender a quien peor lo está pasando. No serán las noticias que abran los telediarios, ni me preguntarán por ellas en ninguna entrevista. Pero sumando medidas como estas cada semana, vamos cambiando las prioridades de la política municipal. Hay medidas que pueden parecer pequeñas respecto a la política global de una gran ciudad, pero que tienen un impacto enorme para miles de personas. Y es por las personas por lo que estamos aquí.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *