Alfredo Piermattei, Humor Gráfico, Número 60, Opinión, Tonino Guitián
1 comentario

Las mujeres de antes

Por Tonino Guitián / Ilustración: Alfredo Piermattei

Tonino Guitián

@toninote

Creíamos que habían desaparecido, la mujer con vestido color pastel y el pelo perfecto, esperando el regreso de su marido y sus hijos, preparando pasteles en una cocina impecable, el hombre musculoso, varonil, deportista, amante de los viajes, de barba impecable, trabajador infatigable. Ella, entregada a su soberanía doméstica –limpieza, tabla de planchar, aspiradora, cocina y a sonreír– estuvo relegada a los viejos archivos de la publicidad sexista. Creímos a la perfecta ama de casa la década de 1960 definitivamente enterrada.

Pero ha resucitado en las redes sociales. Activo, deportivo y liberado del patriarcado, el icono se moderniza. Cuando no está viajando, de reunión o en yoga, ella reina, elegante y sonriente, en un interior donde los platos son delicadas flores frescas, alfombras bereberes, los sofás son escandinavos y los bollos caseros. Pero, sobre todo, por encima de todo, ella está feliz de ser “madre”. Es happy, ha cumplido, se ha realizado y lo grita al viento con hashtags y fotos en Instagram. Cuanto más hermosas son sus fotografías, más “likes” obtiene.

Exige la atención del varón en sus más variadas facetas tradicionales: carrito de bebé, no: inglesina romántica estilo victoriano. Pedida de matrimonio a la manera tradicional rodeada de cámaras. Marido maravilloso, o pareja, meticulosamente vestido como los niños pero en la sombra porque apenas aparece en las fotos de fines de semana en la naturaleza, comidas, salidas “de chicas”, cumpleaños…

Un momento delicioso aunque sea agotador el de responder a tantas expectativas. Antes, cuando volvían a casa, descansaban; ahora, con las tablets y los smartphones, están en lo social hasta en su casa imponiéndose obligaciones. Llegaremos a sospechar que cuando no hay fotos de niños es porque son feos.

Antes, las mujeres se reían de sus problemas, se hablaba en tono humorístico. Se estaba en algo concreto. Era la moda de las madres indignas. Ahora están sometidas a una tiranía más dulce, pero una tiranía al fin y al cabo, la de los bebés, las familias y las amigas.

Pero no estás sola: si sientes que perteneces a un mundo más caótico, tienes este hashtag para sentirte comprendida: #WomenIRL. De nada.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Alfredo Piermattei

@PiermatteiHumor

1 Kommentare

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *