Ada Colau, Número 58, Opinión
Deje un comentario

El odio al otro

Por Ada Colau

ADA COLAU

@AdaColau

Niza, Munich, Kabul… No podemos acostumbrarnos al terror ni permanecer impasibles. Detrás de cada uno de estos horribles actos, disfrazados de diferentes ideologías, el mismo odio a la diversidad, el mismo miedo al otro. Un odio que se traduce en desprecio a la vida, en violencia y en muerte. Es el mismo terror el que obliga a miles de personas a huir de sus hogares, destruidos, y a lanzarse al mar con sus hijos e hijas, con sus mayores, para salvarse y salvar a sus familias: son ya 3.000 los que han muerto ahogados este año en nuestro mar, por no encontrar un pasaje seguro.

Contra este odio fanatizado, cruel, despiadado, solo podemos permanecer unidos, defender la vida más allá de cualquier diferencia que tengamos, más allá del miedo, porque es del miedo de lo que se alimenta.

Hace unos días en Niza, tras el pánico inicial, los vecinos y vecinas lanzaron en redes una llamada, ‪#‎PortesOuvertesNice‬ (Puertas abiertas Niza). Familias que abrían sus puertas a otras familias que no podían llegar a sus casas. Una llamada a protegernos los unos a los otros, a hacer de nuestra casa un refugio.

Ese impulso espontáneo, valiente y generoso, es el que hay que poner en valor. “Abrir las puertas a los y las que huyen”. Tomemos ejemplo. Nada será más efectivo contra el odio que la unión, la fraternidad, la solidaridad y la acogida. Y somos muchos y muchas más las que queremos la paz, celebramos la diversidad y trabajamos por la convivencia. Cuando sintamos miedo, cuando nos sintamos solos, recordemos que somos la inmensa mayoría y que abriendo nuestras puertas somos más fuertes.

Ayuda a los refugiados. Las ciudades nos estamos organizando para tejer alianzas y ofrecernos como lugar de acogida ante el vergonzoso inmovilismo de los estados europeos, cuyas políticas están siendo cómplices de miles de muertes en el Mediterráneo. Las ciudades queremos y podemos acoger. Naciones Unidas ha alabado nuestro ofrecimiento ¿Qué más hace falta para que se nos escuche?

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *