Artsenal, Humor Gráfico, Juanma Velasco, Número 57, Opinión
Deje un comentario

El día más triste

Por Juanma Velasco / Ilustración: Artsenal

Juanma Velasco

Juanma Velasco

No pienso llorar de más, pero sí necesito vaciar mi frustración. Una sola vez. Inconexa, incrédulamente. Sale todo de mí, no he leído a nadie, ni escuchado, ni conversado. No estoy de humor para análisis ajenos

1.- Ha ganado el miedo. El saber fabricarlo. El gestionar sus tempos y su penetración.

2.- Como ha dicho Rocío Agundo, un par de casos más de corrupción, de sectarismo, de represión y el PP hubiera obtenido la mayoría absoluta.

3.- Para quienes piden respeto y aceptación con los resultados, recordarles que no escribían lo mismo a propósito del Brexit, acusando a los viejos de condenar a los jóvenes con su voto. ¿Alguna similitud?

4.- Con independencia de que el PP representa el triunfo de una suma de individualismos económicos que desatienden el verdadero avance social conjunto, el investir como presidente a un inepto es un ejercicio de temeridad democrática.

5.- Como decías bien, Fernando Gimeno, el electorado no es Facebook, hay una mayoría silenciosa, pasiva, a la que nutre la televisión que ha sido decisiva para perpetuar. Ya dijo Ángel Gabilondo que Internet estaba sobrevalorado en política. Ahora sé que tenía más razón de lo que todavía le supuse.

6.- Vi, lo confieso, la comparecencia de Rajoy en el balcón de Génova. El general Franco, de haber “echado” él el discurso, hubiera nombrado menos veces a España y a los españoles, Puede estar tranquilo en su reposo del Valle, su espíritu permanece travestido de democracia. Rajoy estuvo peor que nunca, trompicado, repitiendo doce veces la palabra “cosas”, lerdo en su oratoria, senecto, como de otra época, contemporáneo de Alonso Quijano. Bochorno es poco el comprobar que ESO va a seguir siendo presidente con la anuencia de un 33 por ciento.

7.- Qué sensación de impunidad la del PP de esa mañana. Si hemos sido capaces de que nos voten así, después de todo y de tanto, quién nos puede parar en nuestro objetivo de seguir haciendo de España, un imperio personal.

8.- Sólo los catalanes y los vascos han tenido arrestos y perspectiva para abandonar la hipnosis, el maltrato a sabiendas. Pero luego, las huestes de lo español, dirán que sí, que todos somos iguales. Mi admiración hacia su coraje.

Y ya lo dejo, podría escribir los párrafos, como Neruda, más tristes este día. Pero sólo llegarían a gentes convencidas de lo mío porque mis muros no se tapizan de demasiados simpatizantes de la España de Frascuelo y de María. Más que enfadado estoy anonadado de ser ese español que pretende el PP que sea. No, no quiero demasiado a esa España esta mañana. Disculpen la herejía.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Artsenal

Artsenal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *