Francisco Saura, Relatos cortos
Deje un comentario

María

Por Francisco Saura

capture-20160623-160706-croparía me llama al anochecer. Siempre alegre, me dice que los campos siguen húmedos y que el halcón que encontró herido entre las amapolas del plantío murió la madrugada anterior. “Pobre halcón” –me dice con una sonrisa que en su boca de mazapán solo puede entenderse como pesar inconsolable.

–¿Cuándo te vienes para Barcelona? Todavía te puedo conseguir el trabajo en la fábrica.

–¿Y los halcones? –responde–. ¿Y la noguera de padre?, ¿y la tumba de madre?

Desearía que María se olvidara de todo aquello: de la infancia y de la muerte, de la noguera que plantó con padre y de las flores que cada siete de diciembre deposita en la tumba vacía de madre. Pero ella no nació para obedecer, tampoco para encerrarse ocho horas en la fábrica. Antes de ser mujer fue pájaro. Todavía la recuerdo imitando el vuelo de las águilas sobre las espigas de centeno de la era. Desearía que María se olvidara de todo aquello, nunca podrá ser halcón, tampoco podrá vivir sola demasiado tiempo entre tanta alma despiadada. Ella cree que sí, pero alguna noche de luna nueva aparecerán por la cuesta de la carretera y se la llevarán de los pelos, como hicieron con madre, y la violarán en mitad de la vaguada y la arrojarán a cualquier barranca para que los buitres terminen de limpiarla de tristes recuerdos.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Francisco Saura

Francisco Saura

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *