Alaminos, Humor Gráfico, Número 55
Deje un comentario

El dadaísmo cumple cien años

Redacción de Gurb / Ilustración: Jorge Alaminos

El movimiento dadaísta nació en Zúrich durante la I Guerra Mundial, en 1916. Tristan Tzara, Jean Arp y Hugo Ball fueron los fundadores de esta corriente artística y literaria que se rebela ante las formas de expresión hasta entonces conocidas, rompe con la tradición  y propugna la liberación de la fantasía. El nombre proviene del balbuceo infantil “da-da” y abrió el camino para la llegada del surrealismo.

La Fuente de Marcel Duchamp aparece en una exposición en Nueva York en 1917 y supuso un hito en el mundo del arte. La obra es un urinario boca abajo con la firma R. Mutt y suscitó una gran controversia y un encendido debate sobre si el uso de un objeto común intervenido (readymade, llamado también “objeto encontrado”) es o no arte.

Para conocer el ideario dadaísta es interesante conocer la recopilación que realiza Tristan Tzara de Siete manifiestos Dadá.

(Manifiesto de Tristan Tzara)

¡Mírenme bien!

Soy un idiota, soy un farsante, soy un bromista.

¡Mírenme bien!

Soy feo, mi cara carece de expresión, soy pequeño.

¡Soy como todos ustedes! [1]

Pero pregúntense, antes de mirarme, si el iris por el que envían flechas de sentimiento líquido no es caca de mosca, si los ojos de su vientre no son secciones de tumores cuyas miradas saldrán alguna vez por una parte cualquiera de su cuerpo, en forma de derrame blenorrágico.

Ustedes ven con su ombligo –¿por qué le esconden el espectáculo ridículo que nosotros le brindamos? Y más abajo, sexos de mujeres con dientes que lo tragan todo, la poesía de la eternidad, el amor, el amor puro, naturalmente– los beefsteaks sangrantes y la pintura al óleo. Todos los que miran y que comprenden se colocan fácilmente entre la poesía y el amor, entre el beefsteak y la pintura. Serán digeridos, serán digeridos.

Recientemente se me acusó de haber robado unas pieles. Probablemente porque creían que me contaba todavía entre los poetas. Entre esos poetas que satisfacen sus necesidades legítimas de onanismo frío con pieles calientes: Ahah, yo conozco otros placeres, igual de platónicos. Llame por teléfono a su familia y orine en el agujero reservado a las boberías gastronómicas y sagradas.

DADÁ propone dos soluciones:

¡NO MÁS MIRADAS!

¡NO MÁS PALABRAS![2]

¡Ya no miren!

¡Ya no hablen!

Pues yo, camaleón cambio infiltración con actitudes cómodas –opiniones multicolores para toda ocasión dimensión precio– yo hago lo contrario de lo que propongo a los demás.[3]

SE ME OLVIDA ALGO ¿dónde? ¿por qué? ¿cómo? es decir: ventilador de ejemplos fríos servirá a la serpiente frágil de cabalgata y nunca tuve el placer de verla a usted my dear, rígida la oreja saldrá por sí misma del sobre como todas las provisiones marinas y los productos de la cada Aa & Co. el chicle por ejemplo y los perros tienen ojos azules, bebo camomila, ellos se beben el viento, DADÁ introduce nuevos puntos de vista, ahora se sienta uno en las cuatro esquinas de las mesas, en actitudes deslizadas un poco a diestra y siniestra, es por eso que estoy enfadado con Dadá, exijan por doquier la supresión de las D, coman Aa, frótense con la pasta dentífrica Aa, vístanse en la Casa Aa. Aa es un pañuelo y el sexo que se limpia los mocos, el hundimiento rápido –de hule– no tiene necesidad de manifiestos ni de libretas de direcciones, da 25% de descuento vístase usted con Aa tiene los ojos azules.

[1] Quería hacerme un poco de publicidad

[2] Basta de manifiestos

[3] A veces

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Jorge Alaminos

Jorge Alaminos

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *