Humor Gráfico, L'Avi, Número 53, Opinión, Sergio Rodríguez
1 comentario

El don de la obviedad

Por Sergio Rodríguez / Ilustración: L’Avi

SERGIO RODRIGUEZ

Sergio Rodríguez

Estamos en una época –y estos días y los venideros más que nunca– de confusiones interesadas. Se trata de mostrar como socialmente peligrosos a los que de verdad se preocupan por la gente, por los ciudadanos, por los trabajadores. Y ensalzar como responsables y de confianza los que les han quitado derechos, prestaciones, ayudas. Los que les han desahuciado por no poder pagar una vivienda que les fue tasada por el banco respectivo al doble o el triple de su valor actual. Son los mismos que dicen que los “comunistas” y los de “extrema izquierda” les van a quitar todo. Los mismos que han inventado el “trabajo a granel”, por días o por horas, y lo sueldos de miseria. El neo-esclavismo civilizado que va calando como una lluvia persistente por todo el paisaje y convirtiéndolo en un lodazal en el que se ahoga el estado del bienestar aquel.

Los comunistas quieren que las cosas vuelvan a ser como antes, como antes de la pérfida reforma Laboral. Y, posiblemente, por eso les llaman antiguos. Lo moderno es vivir como dictan los mercados, que convierten a las empresas en inmensas galeras sociales en las que el látigo no suena todavía porque quedaría un poco feo. Los de “extrema izquierda” quieren que los más débiles, como los discapacitados, vuelvan a cobrar, como antes. La gente de orden, sin embargo, que los metan en residencias de pago, que es lo moderno. Y mientras, ellos se llevan comisiones por conceder las licencias y los papeleos, y sus amigos los beneficios en contante y sonante o en especie. El año pasado le dieron, por ejemplo, 12 millones de euros a los amigotes empresarios de las autopistas privadas que no usa casi nadie, mientras las autovías y demás carreteras públicas están cada vez más llenas de baches e incluso de vegetación espontánea. Lo que me extraña es que el AVE a mi tierra esté tardando tanto, teniendo como tienen allí una sucursal añeja toda esta gente de orden. Yo, seguro que sería su primer usuario, por no conducir. Mira que si además me nacionalizan el coche estos de extrema izquierda…

Zafiedad televisiva. La lorito Ana Blanco acaba de decir que se han recuperado obras robadas de Rubéns, así con énfasis en el acento de palabra forzadamente aguda en sus ignorantes labios.

Fin de todo. Esto es un Apocalipsis intermitente: el Jordi Hurtado no está, vuelve a estar, desaparece… Así no hay manera de tocar un solo de trompeta apocalíptica en condiciones.

Rociadas. Dice el rociero de pro que las pezuñas de las cabalgaduras sufren mucho, mussho… Pero él lleva una buenas botas. La Virgen…

Atragantados de escándalo. Parece que ya van 1.701 casos aislados de corrupción en el PP. Y la fiesta no ha acabado. Qué populista soy, leches.

Atención. Al que fuera director general de la Policía con Aznar se le atribuyen los delitos de: asociación ilícita, malversación, fraude, cohecho, falsedad en documento oficial y prevaricación.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

L'Avi

L’Avi

1 Kommentare

  1. parvez dicen

    Señor Segio Rodríguez, no lo conozco, pero la mayor obviedad es que su artículo es pura propaganda. No se si defender a “estos” que lo están haciendo sectariamente mal, y todo el mundo lo sabe, y con sus sandeces y arbitrariedades (solo pensando en sus votantes) están provocando que se pierdan oportunidades de puestos de trabajo y creando problemas artificiales entre sus ciudadanos es mas decente o menos que la defensa que “otros” hacen de corruptos (también hay aprovechados y enchufados en la “nueva política” y algún corruptillo, no ha habido tiempo para mas), pero a mi torpe (le concedo a usted el que sea mas listo) entender tampoco es muy decente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *