Cipriano Torres, Número 51, Opinión
Deje un comentario

Viva el vino

Por Cipriano Torres

Cipriano Torres

Cipriano Torres

No quiero ser exagerado y decir que desde que Bertín Osborne no está, y por ahora ni se le espera en TVE, se respira mejor en la tele pública. La tele pública tiene más miga que la presencia o ausencia de un mediocre cantante melódico. La tele pública lleva años en estado de agonía. Fíjense si no levanta cabeza TVE, que debería de ser el músculo de todas las televisiones, el referente en todos los sentidos, fíjense si es irrelevante, si está perdiendo el norte, como Antena 3 lo ha ganado trasladando Allí abajo a los martes, que El Caso, una de sus ficciones más potentes, mejor logradas, se ha desinflado a la tercera semana con una audiencia que no alcanza ni los dos millones. O sea, que el medio, es decir, el soporte que emite la serie que narra los sucesos del régimen franquista, o sea, La 1, es irrelevante. Falla el medio, no el mensaje.

La audiencia, de manera mayoritaria, se informa y se entretiene en otras cadenas que no son TVE. En tu casa o en la mía era la excepción. Hacía audiencias mareantes. Pero en este caso fallaba el mensaje, impropio de una televisión pública, por mucho que nos llame gilipollas el señorito jerezano a quienes pensamos así. Ya no está, y sí, de alguna manera se respira mejor en la tele pública. Ya era hora. La rabia, la tristeza, es que se haya ido él por cuestión de dinero y no haya sido TVE quien lo haya puesto de patitas en la calle, por mucho que saque pecho diciendo lo contrario. Ya está en Telecinco. Y ha comenzado a grabar Mi casa es la tuya. Francisco Rivera, el torerito, su primer compadre. Sin novedad en el frente. Bueno sí, el donjuán que vende quesos se embolsa 30.000 euros por la escena del sofá. Viva el vino.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *