Becs, Cipriano Torres, Humor Gráfico, Número 50, Opinión
Deje un comentario

Tertulianos y Evangelio

Por Cipriano Torres / Ilustración: Becs

Cipriano Torres

Cipriano Torres

El hipnotizador se ponía delante de los insurrectos, y con sólo tocarles la frente, zas, caían fulminados como el rayo que no cesa. Luego les ordenaba hacer cosas peregrinas bajo el poder de su poder. Y entonces descubrí que a mí me pasa otra cosa notable. Me hipnotizo sin un Jeff Tousaint que me maneje. Me pasa cada vez que oigo a Mariano Rajoy, el hombre que no mueve un músculo, pide sensatez, dígase arrastrando las eses como él lo hace, y cree que no hacer nada es hacer algo en política. Es difícil no caer, y derrumbarse sin fuerza en los músculos, si oyes a tu presi decir en público que “tenemos que fabricar máquinas que nos permitan seguir fabricando máquinas”, quizá, pensará el prohombre, porque “somos sentimientos y tenemos seres humanos”. Es muy grande este hipnotizador. Le pones a Anabel Alonso el tomo de las obras completas de las frases de Rajoy y no tiene que ir a 1, 2, 3, hipnotízame para caer muerta y rematada. Otra peña que no ha de acudir a hipnotizador alguno, porque lo tienen en casa, es la feligresía de 13TV, cadena que si durante el año expele efluvios como para aniquilarte de un tortazo ideológico de extremo centro católico, ahora, en estas fiestas de capirotes, inciensos, tambores, lagrimones, vírgenes dolorosas, cristos llagados, ceras y saetas, y tíos como castillos disfrazados con sayones y velos, o tapados con cucuruchos como la temible banda del Ku Klux Klan, han tirado la casa por la ventana y han llenado su parrilla de procesiones, misas, curas, obispos, velas, responsos, y mensajes de amor y fe, y caridad y esperanza para compensar a los ingenuos que creen que 13TV es una cadena blanca, de misa diaria y hora del ángelus, oh, dios, aparta de mí el cáliz de la hipocresía, y señala a los que te usan con mucha pompa y cinismo en vano. Tanta procesión y misa estos días en 13TV –y en Canal Sur, olé, qué arte tiene–, tanto incienso que llega al sofá de casa con la potencia de la mejor adormidera, no me hipnotiza tanto como para olvidar que 13TV es un fábrica ideológica de extrema derecha que se financia con dinero público, con el mío, con el suyo, a través del pastizal que da el Estado a sus dueños, que pastorean a la peña como un Jeff Toussaint con sotana, con una mano con la lumbre de sus tertulianos, y con la otra con el fuego del Evangelio. ¿Quién no se hipnotiza, chato?

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

BECS

Becs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *