Humor Gráfico, Juanma Velasco, L'Avi, Número 50, Opinión
Deje un comentario

Postureo mediático

Por Juanma Velasco / Ilustración: L’Avi

Juanma Velasco

Juanma Velasco

Tengo la continua sensación de que, entre entrevistas en radios y televisiones, comparecencias, ruedas de prensa y otras variantes del postureo político, a los líderes de los partidos se les va el tiempo en afianzar la imagen (salvo Mariano, que cada vez que aparece, los guionistas se relamen) y por eso no profundizan en los asuntos troncales y siempre están repitiendo las mismas letanías, las mismas obviedades. ¿De verdad los necesitamos continuamente en los medios? Yo no. Y creo que tú tampoco…

Terror. Poco que añadir a lo ya televisado, radiado, escrito y conversado sobre el atentado de Bélgica. El miedo de Europa, su fragilidad ante la ofensiva de los visigodos del Islam (el Daesh), hace que los muertos europeos se magnifiquen en la medida que se minimizan los que no lo son. Mis condolencias.

Al rojo vivo. Lo de Ferreras en La Sexta, con motivo de los atentados de Bruselas, y tal como ya se inició con los de París, y a propósito del informativo de mediodía, ha sido terrorismo informativo emocional. La derivación hacia el amarillismo de una cadena que si un día fue combativa, ya sólo es circense, hace que mantenga en la arena a dogos amaestrados como Inda y como Marhuenda para prender fuego a Roma cada sábado. Cuando adelgace, lo volveré a seguir, por el momento me quedo con la repulsión que me produce el comprobar su especialidad en retorcer el dolor ajeno con el único interés de captar audiencia.

Sonetos de aquel día. En este día mundial, o universal, o interestelar de la poesía, quisiera contribuir con la modestia de un sonetillo que ni recuerdo cuándo. Aunque ahora no la cultive salvo breves incursiones, uno también ha escrito muchas poesías que duermen en el cajón de las ternuras, aunque algunas, en su día, quizá las más intensas, surgiesen desde la provocación de la tristeza.

Buen día, poetas de la Tierra

Quisiera desandar por tu cornisa,
salirme de tu mar, darme la vuelta,
evitar que mi río muera en tu delta,
desoír el imán de tu sonrisa.

He consultado brujos, pitonisas
tratando de sangrar mi alma de besos
despiadados, tuyos, largos, posesos.
Y siempre me encadena tu sonrisa.

Desenfreno mi boca y mi apetencia
por reiterar el ritmo y la candencia,
de tus caderas de nata y de insolencia.

Aferrado a tus piernas verticales
me inoculan tus labios inmortales
el sabor de tu lluvia en mis cristales.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

L'Avi

L’Avi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *