Ada Colau, Becs, Humor Gráfico, Número 51, Opinión
1 comentario

Gente rica que envía dinero en sobres a otro planeta

Por Ada Colau / Ilustración: Becs

ADA COLAU

Ada Colau

Papeles de Panamá. Me cuenta una amiga que su hijo de seis años tuvo una interesante discusión con sus compañeros del colegio sobre “gente rica que envía dinero en sobres a otro planeta”. Dinero que, añadían, serviría para hacer “escuelas, hospitales y piscinas”. Panamá les ha sonado al hijo de mi amiga y a sus compañeros a algo tan lejano y ajeno como Neptuno o Plutón, aunque en esencia no van tan desencaminados: los papeles de Panamá nos demuestran que “hay otros mundos” aunque estén en este, y es cierto que a la “lejana galaxia panameña de empresas offshore” algunos terrícolas sin escrúpulos se han llevado nuestras escuelas, hospitales, piscinas y tantas otras cosas incluida su propia decencia.

Me gustaría explicarle al hijo de mi amiga y a sus compañeros que no pierdan la esperanza en que este mundo puede y debe mejorarse, y que todos podemos esforzarnos por hacerlo desde donde estemos. En Barcelona, por ejemplo, estamos impulsando una fiscalidad más justa y redistributiva para que los que más tienen más contribuyan al bien común, y también un código ético para que ningún político pueda anteponer la codicia personal al sentido de servicio público. Quizás son pequeños todavía para entender la importancia de estas medidas concretas, pero es responsabilidad de todos y todas hacer lo posible para que crezcan sabiendo que nadie –ni futbolistas, empresarios ricos, directores de cine, premios nobel, reyes o presidentes– tiene derecho a llevarse “a otro planeta” escuelas, piscinas, hospitales ni, sobre todo, nuestra confianza en una verdadera democracia.

Refugiados. Hoy he estado en Bruselas en un grupo de trabajo junto a representantes de Atenas, Berlín, Ámsterdam, París y Leipzig. Las ciudades somos el territorio que finalmente acoge a las personas, y es imprescindible que se nos tenga en cuenta tanto para diseñar las políticas de acogida como para gestionar los fondos necesarios. Es esperanzador que en Bruselas la idea de la cooperación ‪#‎CityToCity (ayuda directa de ciudad a ciudad) haya despertado tanto interés. Ámsterdam y otras ciudades han expresado la voluntad de hacer acuerdos similares a los que Barcelona ha impulsado con Atenas, Lesbos y Lampedusa, tanto para reubicar personas solicitantes de asilo como para compartir recursos y buenas prácticas. Por eso me resulta incompresible que el Gobierno español siga obstinado en oponerse a nuestro ofrecimiento de ayuda. En Bruselas también se comenta la falta de voluntad política y la opacidad de España a la hora de gestionar los fondos de ayuda para la inmigración y la acogida.

Para que Europa tenga futuro, tiene que ser una comunidad en la que todos cooperemos: Estados, administraciones regionales, locales, ciudadanía y entidades. Ese es el gran reto que tenemos por delante. Podemos afrontarlo con valentía y ver en la crisis una oportunidad de fortalecer Europa desde abajo, o podemos aferrarnos a falsas soluciones que ponen en peligro los valores de convivencia y derechos humanos por los que la Unión Europea se fundó tras la II Guerra Mundial para decir nunca más a la deshumanización.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

BECS

Becs

1 Kommentare

  1. Maribel dicen

    GRACIAS A TI Y A MUCHAS PERSONAS CÓMO TÚ , QUE HAN TENIDO EL CORAJE DE SIN SER POLÍTICOS , SALIR A DEFENDER A LA GENTE DE SU PAÍS .
    ESTÁIS CAMBIANDO MUCHAS COSAS Y LO PODEMOS COMPROBAR .
    ESTOY SEGURA QUE QUEDA MUY POCO PARA QUE EL CAMBIO SE EXPANDA A TODO EL PAÍS , E INCLUSO A TODA EUROPA .
    GRACIAS , GRACIAS Y MIL VECES GRACIAS !!! 💜💜💜💜💜💜💜💜

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *