Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Número 49, Opinión
Comentarios 2

Machismo institucional, violencia tolerada

Por Joaquim Bosch

JOAQUIM BOSCH 2

Joaquim Bosch

Machismo institucional. Fijaos en esta imagen de la cúpula judicial. Hay algo que llama la atención. Todo son hombres, a pesar de que el 52 por ciento de la judicatura son magistradas especialmente preparadas. Las mujeres son discriminadas de forma sistemática en los nombramientos. Eso tiene un nombre: machismo institucional. Y es una situación que encontramos en el resto de la sociedad. Las mujeres cobran un salario inferior y la crisis las ha precarizado bastante más en sus derechos laborales. Las excedencias, reducciones de jornada, cargas familiares y trabajo doméstico son muy mayoritariamente femeninas. Y la violencia de género sigue siendo un elemento estructural para anularlas como personas. En este 8 de marzo desde Jueces para la Democracia hemos llamado a incrementar los esfuerzos para avanzar hacia la igualdad real.

Paradojas. La UE dice no apoyar a los refugiados por estar en situación límite. Olvida que el derecho de asilo se creó para proteger situaciones límite.

Retroceso. Los principios se demuestran cuando se ponen a prueba. La UE presume de derechos y da a los refugiados devoluciones, lodazales y alambradas.

Adiós a lo bueno de Europa. El trato inmoral de la UE a los refugiados confirma la defunción del humanismo europeo, sepultado por el mercantilismo y la xenofobia social.

Código Penal. La prisión es lo que más temen los corruptos. Pero el Gobierno se ha negado a aumentarles las penas.

Reivindicaciones. No basta reconocer la igualdad como derecho si no se convierte en un hecho. Las voces igualitarias deben expulsar al machismo institucional.

Memoria histórica. Usar presos políticos como esclavos formó parte de los crímenes contra la humanidad del franquismo. La impunidad ha sido absoluta.

Desvergüenza bancaria. El Tribunal Supremo dice que Bankia engañó a nuevos accionistas, entre ellos muchos ancianos sin estudios. ¿Quién controlaba esas inmoralidades?

Delitos de moralidad. No me gustan las ofensas a los sentimientos ideológicos de nadie, pero no se castigan con prisión. Por eso la blasfemia no debería ser delito.

Palabras huecas. El ministro Catalá tiene una única idea y además es equivocada. Su idea es que la Justicia se arregla con mucha propaganda y pocos medios.

Violencia contra la mujer. Un detenido por maltrato rechaza la abogada por ser mujer. El machismo está tan extendido como la violencia de género.

Un mundo mejor. Quienes quieren cambiar el mundo sin cambiarse antes a sí mismos empeoraran lo que querían solucionar. La política sin ética es mera astucia.

*Joaquim Bosch es portavoz de Jueces para la Democracia.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

2 Kommentare

  1. enrique dicen

    supongo que como juez tendrá en cuenta la ponderación de los hechos y no solo el texto literal de la letra.a buen entendedor pocas palabras(doy por hecho que si entiende el espíritu de la ley)

  2. Lucía dicen

    Totalmente de acuerdo con el artículo. Y podría fijarse en el número de articulistas, fotógrafos, e ilustradores que hay en esta revista y la misma revista le dará toda la razón. No solo yo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *