Humor Gráfico, José L. Castro Lombilla, Lombilla, Número 48, Opinión
Deje un comentario

Carta a Gurb

Por J. L. Castro Lombilla

J. L. Castro Lombilla

J. L. Castro Lombilla

Estimado Gurb:
Si has estado atento al almanaque que te regalé, ese en el que aparece completamente desnudo el rey de España… don Alfonso XIII, claro, sabrás que ha llegado la Cuaresma y quiero pedirte que hables con nuestro director para que modere el tono de la revista. Y además creo que los colaboradores deberían dar ejemplo. No digo yo que guarden ayuno, pues eso es imposible dado que la mayoría de ellos son unos muertos de hambre, las cosas como son (acuérdate que hicimos la revista virtual porque la de papel algunos se la comían, angelitos). Sin embargo, otra cosa es la abstinencia sexual. Tú sabes que estos guarros, llamemos a las cosas por su nombre, se pasan el día haciendo cochinadas que rozan la pornografía (caricaturas de Esperanza Aguirre, artículos sobre Urdargarín y la infanta…). Debemos pues dejar de lado a don Carnal e imponer la abstinencia en estos benditos días.

Sé que esto, dado el carácter transgresor de la revista, va a resultar difícil, pero no será un esfuerzo inútil. Al final, actuar con rectitud cristiana da sus frutos, Gurb. Mira si no lo bien que le va a santos varones como Urdangarín, Rodrigo Rato o Rita Barberá…

Yo, para que no creas que no me aplico el cuento, te diré que, por lo pronto, ya he tirado a la basura mi rijoso disfraz de presidenciable pactista… También he abierto las puertas de mi casa para que doña Cuaresma entre sin llamar. (Antes, lógicamente, para que no se asuste he escondido a Puri, la muñeca hinchable que me regaló el director de esta nuestra revista que lleva tu nombre).

Sin más, esperando que el morado cuaresmal impregne la revista de estas semanas, me despido cristianamente de ti enviándote un fraternal saludo.

Tuyo afectísimo:

José Luis Castro Lombilla

Post Scriptum:

Doña Cuaresma y yo hemos hecho muy buenas migas, Gurb. Se ha quedado a vivir conmigo y ya estamos esperando nuestro primer hijo…

Post post Scriptum:

¿Conoces a alguien que quiera comprar una muñeca hinchable a buen precio?

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *