Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Luis Sánchez, Número 48, Opinión
Deje un comentario

Tuits desde el juzgado

Por Joaquim Bosch* / Ilustración: Luis Sánchez

JOAQUIM BOSCH 2

Joaquim Bosch

Carestía en la Justicia. En mi juzgado los funcionarios también utilizan el carrito, como en tantos otros. Esa debe ser la tecnología punta de la que habla el ministro Catalá, que meses antes de las elecciones lanzó las campanas al vuelo y prometió que el 1 de enero de 2016 se acabaría el papel en los órganos judiciales. La realidad ha sido que seguimos esperando esos maravillosos medios virtuales, sin saber si algún día los veremos. Los jueces estamos cansados de que el poder político incumpla sus promesas una vez más. Las tramas corruptas tienen muchos más recursos para eludir la acción de la Justicia de los que tenemos en los tribunales para investigarlas. No se puede perseguir la corrupción, la delincuencia financiera y las mafias organizadas con carritos, grapadoras y otros instrumentos prehistóricos.

Delitos morales. No me gustan las ofensas a los sentimientos ideológicos de nadie, pero no se castigan con prisión. Por eso la blasfemia no debería ser delito.

Literatura y justicia. Unas instituciones que ignoran el cuatrocientos aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes nos confirman que aquí triunfó la picaresca y no la caballería.

Demagogias. Fernández Díaz: hay conspiración judicial contra el PP. Le contesto: quien conspira contra la democracia es la corrupción.

Traspasando fronteras. El uso político del terrorismo es éticamente reprobable y jurídicamente insostenible. Se lo he dicho a los del New York Times.

Separación de poderes. A Fernández Díaz le molesta el Estado de Derecho. El ministro del Interior se sitúa fuera de la Constitución al atacar a jueces por investigar la corrupción.

Inmadurez política. Las dificultades para formar Gobierno demuestran la escasa cultura del pacto que hay en nuestra democracia. Es una oportunidad para mejorar.

Reformas regresivas. El ministro Catalá dice que era necesario suprimir la palabra imputado de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. La gran reforma del Gobierno: esconder la corrupción bajo la alfombra.

Memoria histórica. Es una indecencia que mueran sin reparación los parientes de las víctimas del franquismo que siguen en fosas comunes.

Juntos en el banquillo. El fiscal Horrach dice que se trata a la infanta Cristina como un caso único. Cierto: nunca he visto como juez en estos casos que la Fiscalía no acuse a ambos cónyuges.

*Joaquim Bosch es portavoz de Jueces para la Democracia.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Luis Sánchez

Luis Sánchez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *