Becs, Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Número 47, Opinión
Deje un comentario

Tuits desde el juzgado

Por Joaquim Bosch* / Viñeta: Becs

JOAQUIM BOSCH 2

Joaquim Bosch

Contradicciones. Me indigna especialmente que los políticos corruptos sean tan enemigos de lo público y a la vez tan amigos de robar el dinero de todos.

Reformas sospechosas. El ministro Catalá dice que era necesario suprimir la palabra imputado. La gran reforma del Gobierno: esconder la corrupción bajo la alfombra.

Enaltecimientos. En los tiempos más duros de ETA llegaban a los tribunales 2 o 3 casos al año de enaltecimiento del terrorismo. Ahora más de 30. Significativo.

Ley mordaza. La prisión está para protegernos de delincuentes peligrosos y no para castigar a titiriteros cuando critican las instituciones con guiñoles.

Guiñoles. Satirizar con títeres a la Policía y a los jueces no es enaltecer el terrorismo.

Ley contra de igualdad. La calidad de una sociedad se mide por cómo protege a quienes no pueden defenderse. Pacto de Estado ya contra el machismo criminal.

Atasco. Las asociaciones judiciales denunciamos el fiasco del papel cero en juzgados. La Justicia siempre condenada al caos.

Homenaje. Los abogados de Atocha sabían que el derecho es lo contrario a la barbarie. Por eso los mataron y por eso la democracia está en deuda con ellos.

Escándalos. Tenemos leyes blandas contra los corruptos y que castigan con cárcel a sindicalistas. Lo lee Almudena Grandes en mi nombre.

Recursos escasos. Las tramas corruptas han actuado a sus anchas y el poder político no nos da medios a los juzgados.

Memoria histórica. Estuve en Xàtiva como portavoz de Jueces para la Democracia en el homenaje a las víctimas de la Guerra Civil y del franquismo. Y conmovido por la asistencia al acto de centenares de personas (más de un millar, según el diario Levante). El 12 de febrero de 1939 la aviación legionaria italiana, encuadrada en las tropas franquistas, atacó Xàtiva y causó más de 140 muertos, entre ellos niños indefensos. Nadie ha tenido ninguna reparación por estos crímenes contra la humanidad. Y más de 100.000 asesinados por el golpe de estado continúan en fosas comunes. Pero el Gobierno sigue ignorando las reclamaciones de la ONU de que proceda a exhumar sus restos y entregarlos a sus parientes. Será una vergüenza democrática que fallezcan los últimos familiares vivos de los asesinados sin una respuesta estatal.

Indignidad. Es una indecencia que mueran sin reparación los parientes de las víctimas del franquismo que siguen en fosas comunes.

*Joaquim Bosch es portavoz de Jueces para la Democracia

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

BECS

Becs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *