Humor Gráfico, Joaquim Bosch, Luis Sánchez, Número 44, Opinión
1 comentario

Somos el país europeo con menos jueces y más políticos corruptos

Por Joaquim Bosch* / Viñeta: Luis Sánchez

JOAQUIM BOSCH 2

Joaquim Bosch

El presidente Rajoy no dijo la verdad en el debate con Pedro Sánchez cuando afirmó que el Gobierno ha hecho un gran esfuerzo para crear plazas de jueces contra la corrupción. En los últimos cuatro años no se ha creado ningún juzgado de instrucción nuevo. Hoy hay menos jueces resolviendo asuntos que en 2011, a pesar de que nuestros juzgados se encuentran saturados. La falta de sensibilidad queda evidenciada con el dato de que se han endurecido injustificadamente los castigos para todo tipo de delitos, pero el Gobierno se ha negado a aumentar las penas en los casos de corrupción. Somos el país europeo con menos jueces y con más corruptos. Los datos objetivos nos demuestran que el poder político no ha tenido voluntad de actuar contra esta forma vergonzosa de delincuencia.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, asegura que la próxima legislatura se van a modernizar los juzgados y se van a acometer grandes reformas. Todo eso ya nos lo prometieron en el programa de 2011 y seguimos igual. ¿Para qué han tenido cuatro años de mayoría absoluta? Solo hemos visto recortes de libertades, discriminaciones como las tasas en los juzgados y trabas que hacen más difícil la actuación judicial contra la corrupción. Ni un juzgado nuevo en cuatro años. Queremos que haya una verdadera Justicia en nuestro país.

La última reforma del Gobierno ha sido la puntilla a toda una serie de reformas bastante desafortunadas. No se pueden instruir asuntos complejos en plazos tan cortos. ¿Qué hubiéramos sabido del caso Gürtel, del caso Urdangarin o del caso de los ERE si hubieran tenido que cerrar la investigación en 18 meses con los medios que tenemos en los juzgados? No sabríamos prácticamente nada. Por desgracia, nuestra sociedad no ha defendido la Justicia como un servicio público, como lo ha hecho con la Sanidad o la Educación. Y en parte eso es lo que ha permitido que el poder político solo se preocupara de la Justicia para controlarla y no para dotarnos de medios para trabajar. La realidad es que la actual estructura institucional favorece la corrupción y dificulta su investigación. Todas las fuerzas políticas deberían asumir el compromiso de reformar nuestro sistema judicial para impedir que pasen estas cosas. Y el primer compromiso debería ser decir la verdad a la ciudadanía y no falsear la difícil situación de nuestros juzgados. Y es labor de los juristas seguir sensibilizando a la sociedad sobre la importancia de nuestros juzgados, que son las moradas donde se protegen los derechos fundamentales de la ciudadanía.

El Estado ha sido imprescindible históricamente para una convivencia ordenada. Al mismo tiempo, el Estado representa una concentración de poder que también es muy peligrosa. Por eso es muy importante la separación de poderes y la existencia de espacios de control y vigilancia institucional. Gran parte de los problemas de la corrupción vienen de una acumulación excesiva, incontrolada y muy peligrosa de poder en manos de determinados ámbitos políticos y económicos. Estoy muy de acuerdo en que hacen falta cambios constitucionales. Si la Constitución no ha podido impedir la vulneración de los derechos sociales, las interferencias políticas en el poder judicial o la consolidación de una corrupción sistémica, me parece claro que hay que buscar otras herramientas constitucionales.

Los temas de Justicia no son demasiado conocidos por la gente y los gobernantes suelen aprovechar esa oscuridad en beneficio propio. Por eso desde Jueces para la Democracia hemos intentado que llegue más información a la ciudadanía y nos hemos implicado todo lo que hemos podido en las redes sociales. La información es poder. Y siempre es preferible que el poder esté lo más repartido posible.

*Joaquim Bosch es portavoz de Jueces para la Democracia

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Luis Sánchez

Luis Sánchez

1 Kommentare

  1. Sefi dicen

    La justicia,tan necesaria como la sanidad y la educación. Educación con tantos fallos que he aquí los resultados ,la corrupción!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *