Lidón Barberá, Número 44, Opinión
Deje un comentario

Canales de pataleo

Por Lidón Barberá

Lidón Barberá

Lidón Barberá

Las personas tenemos siempre tendencia a hacer las cosas de la manera más enrevesada posible. Si tenemos un problema con un producto o un servicio, en lugar de acudir al servicio de atención al cliente, pensamos que dinamitar en redes sociales es el equivalente… Y aunque a veces liarla parda está bien, en general no hacemos más que dar más vueltas, a no ser que se trate de casos muy exagerados.

Tenemos también la tendencia de  pensar que da igual la hora del día o el día de la semana que sea: Si una empresa está en redes sociales, está obligada a darte una respuesta inmediata y que solucione tu problema, independientemente de que esa empresa no utilice las redes como un medio de atención al cliente o que sea de madrugada.

Este es un caso típico: Cliente insatisfecho porque un producto no funciona bien, se queja en redes sociales de que lo que sea que ha comprado tiene un problema. Menciona, ya sea en Twitter o en Facebook, a la marca correspondiente que después de dar mil vueltas y de preguntar cuál es el problema, le pregunta al usuario en cuestión si es que en la tienda le han puesto algún problema para devolverlo: “Pues no he ido aún”. Y ahí es donde está la gracia.

Nos estamos acostumbrando a usar las redes sociales como la plataforma mundial del pataleo en lugar de seguir los cauces que serían más lógicos. Al fin y al cabo, ¿no sería más normal primero quejarnos por la vía convencional y luego patalear un poco en nuestra red social favorita? Parece que no. Así nos va.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *