Alfredo Piermattei, Humor Gráfico, Número 44, Opinión, Tonino Guitián
Deje un comentario

Del humor negro, Alberto Fabra y los camellos de Navidad

Por Tonino Guitián. Viñeta: Alfredo Piermattei

Tonino Guitián

Tonino Guitián

Por definición. Les presento una cosa que se llama “humor negro”. El humor negro es un tipo de humor que se ejerce a propósito de cosas que suscitarían, contempladas desde otra perspectiva, piedad, terror, lástima o emociones parecidas. Cuestiona situaciones sociales que generalmente son serias mediante la sátira. El asunto más recurrente en el humor negro es la muerte y todo lo que está relacionado con ella. Atañe los temas más oscuros y dolorosos para el ser humano y que, por norma general, suelen resultar controvertidos y polémicos para la sociedad porque están relacionados con la moral. Algunos ejemplos pueden ser: las grandes tragedias, las normas sociales, la sexualidad, los asesinatos, el suicidio, las enfermedades, la pobreza, la locura, el terrorismo, el racismo, la drogadicción, la violación, las discapacidades, la guerra, la religión, la política, la discriminación, etc., pero representados en forma cómica.

Cabalgatas de Reyes. No iba a hablar de todas las sandeces dichas acerca de la importancia de las tradiciones (hay tradiciones buenas, malas y absurdas) con respecto a la repentina trascendencia vital de los magos de Oriente, pero el Biel ha hecho unas fotos que merecen la pena de lo de anoche, con sus caramelos, sus reyes, su virgen, su niño Jesús y el siempre misterioso San José y parece que fue bastante bonito.

Ecos de Sociedad: escribo ahora sobre Alberto Fabra y Silvia Jato. Este martes, ambos disfrutaban del día ajenos, en apariencia, a las informaciones recién conocidas de que el gobierno de Fabra había dejado a los valencianos otro agujero de más de 2.000 millones de euros en facturas sin pagar. La pareja se dejó ver paseando por el centro de la ciudad y comprando en diversos establecimientos, entre ellos una de las confiterías con más tradición de Lugo: la Madarro.

Carpetovetónicos o algo así. A veces se lee cada comentario de esos rancios que cuesta creer que estemos en el siglo equis equis palito.

Cuidado con los animales. Con los gatos pasa como con las personas: te parecen elegantes y delicados, hasta que un día descubres que pueden asesinar sin remordimiento alguno.

Defunción. Ha muerto Robert Spitzer, el psiquiatra que sacó la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales. Escribió un libro para curarla, armó un lío y al final eso es lo único que lamentó de su carrera. De todos modos, ¿qué es una enfermedad mental?

Deseos. Antes de morirme quiero decir una cosa: nunca entendí por qué nadie me contrató para escoger la banda sonora de una película.

Fiestas entrañables. La gente tiene excesiva confianza en sus camellos, y en Navidades, los camellos suelen dar sorpresas por el exceso de demanda.

Más fiestas entrañables. Que no se acabe nunca la Navidad. Exijo esa rebeca ajustada con flecos YA. ¿Dónde se compra y tallas y colores disponibles, y cómo es ese pantalón blanco-dorado ajustado y acampanado de caja baja por la que emerge el tatuaje púbico?

Al estilo Ozores. Estoy haciendo una prueba para ver quién lee mis posts en Facebook (creo que sois unos tres). Ahí va: “Si foregreas este, partuzame un alabantrio de una sola calandria sobre el cuesco de porlan, cómo te fisetea. Solo una calandria, por favor. Y luego parhueva este parvo en tu candolfa de manera que yo pueda murfiedir una calandria más para ti. No te rimees a candir una calandria y no reptar… así no es epustuflante”. Veamos qué pasa.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Alfredo Piermattei

Alfredo Piermattei

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *