Becs, Humor Gráfico, Lidón Barberá, Número 43, Opinión
Deje un comentario

‘Híppsters’ y otros prejuicios electorales

Por Lidón Barberá / Viñeta: Becs

Lidón Barberá

Lidón Barberá

Si hay algo que demuestra que el rollito hípster está más pasado que pasado, es que el PP haya usado a un barbudo para su campaña. Independientemente de que finalmente haya resultado ser un rociero, lo cierto es que utilizar una estética que roza la caricatura para intentar arrastrar votos es, como mínimo, significativo.

Cuando se pretendía huir de los prejuicios, se estaban creando otros: los hípsters son esos seres barbudos, preocupados por las ballenas, que solo se mueven en fixie y que, en secreto, votan al PP. Igual tampoco se dieron cuenta de que el hipsterismo genera tal rechazo que nadie se atreve a identificarse como hípster… A no ser que aparezca en un vídeo electoral.

Es obvio que los prejuicios funcionan y por eso se acaba tirando de ellos y de los tópicos. El día de las elecciones municipales, una interventora del PP se llevaba las manos a la cabeza porque una familia que volvía de montar a caballo preguntaba por las papeletas de la marca local de Podemos, como si todas las personas que practican la equitación les tuvieran que votar.

Es como utilizar en un anuncio a un empresario de multinacional votando a Podemos, a una antiabortista a un partido de la izquierda o a una persona catalanohablante preparando la papeleta de Ciudadanos… Y como si no tuviéramos en cuenta que, al final, cada uno vota en secreto lo que le da la gana, lleve o no barba de hípster.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

BECS

Becs

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *