Actualidad
Deje un comentario

Diez noticias del año 2015 que cambiaron la historia

Deportes

 Actualidad

Un grupo de refugiados atraviesa la frontera griega. Foto: Efe.

Por Julia Castro. Miércoles, 30 de diciembre de 2015.

Termina 2015, un año convulso que ha dejado noticias para la historia. Fue el año en que miles de refugiados que huían de la guerra en Siria llamaron a las puertas de la indolente Europa. El año en que crueles atentados terroristas golpearon el corazón mismo del viejo continente, dejando una secuela de pánico y horror como no se recordaba desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Mientras tanto, España se transformaba a paso acelerado: el bipartidismo se derrumbaba, nuevos partidos entraban en el Parlamento y  Cataluña avanzaba hacia la independencia. Ha sido el año en que la Unión Europea ha estado a punto de romperse por la crisis en Grecia, el año del acuerdo climático de París que pretende salvar al mundo del calentamiento global, el año del final del embargo en Cuba y del deshielo en las relaciones entre Estados Unidos e Irán. Un año apasionante, un año de vértigo que ha dado diez noticias para los libros de historia.

Los refugiados llaman a las puertas de Europa

Sin duda, este ha sido el año de los refugiados. Una gran crisis migratoria y humanitaria, sin precedentes desde el final de la Segunda Guerra Mundial, ha estallado súbitamente, sin que las grandes potencias europeas sepan cómo atajar el problema. En los últimos años, inmigrantes y refugiados habían llegado al viejo continente en busca de un futuro mejor, pero en 2015 el flujo de personas que huyen de la guerra y el hambre en sus países de origen se ha agudizado, hasta el punto de provocar un auténtico problema demográfico que amenaza la estabilidad en la rica y opulenta Europa. Según datos oficiales, a fecha de 21 de diciembre más de un millón de personas habían entrado en Europa, de las cuales 942.400 eran refugiados que solicitaban asilo político, en su mayoría sirios que huyen del terror y la barbarie del Califato Islámico. Se calcula que más de 3.400 personas se han dejado la vida en el mar a lo largo de este año en su intento suicida por alcanzar las costas griegas, italianas o españolas, entre otras.

228162

La imagen del pequeño Aylan sacudió a la opinión pública mundial. Foto: DHA.

La imagen del pequeño Aylan, el niño kurdo de tres años que murió ahogado en una playa de Turquía, dio la vuelta al mundo y sacudió la conciencia de millones de personas. Europa, la vieja Europa de los derechos humanos, no ha sabido hacer frente a la crisis de los refugiados y ni las reuniones de la UE, ni las grandes cumbres que se han organizado entre palabras huecas y falsas promesas de reparto de cupos (como si los refugiados fueran simples números estadísticos que hubiera que recolocar de cualquier manera) han servido para dar una respuesta eficaz al drama de miles de exiliados, muchos de ellos mujeres y niños que han perdido a sus familias en la guerra y que aún hoy siguen recluidos en campos de internamiento o lo que es aún peor, vagando sin rumbo y soportando el frío del invierno, bajo estrecha vigilancia policial, por las carreteras de Grecia, Serbia, Croacia o Hungría.

De Charlie Hebdo a Bataclan

2015 será recordado como el año en que el terrorismo internacional golpeó en el corazón mismo de Europa, haciéndose sentir vulnerables a millones de europeos. El primer gran atentado tuvo lugar el 7 de enero. Apenas había transcurrido la primera semana del nuevo año cuando un comando del Estado Islámico (ISIS) irrumpía en la redacción de la revista satírica Charlie Hebdo, en París, al grito de “Alá es Grande”, provocando una masacre sin precedentes. La revista había sido objeto de graves amenazas por parte de los fundamentalistas islámicos tras haber publicado algunas caricaturas en las que se hacían chistes sobre el profeta Mahoma. Los asesinos, dos hombres enmascarados, dispararon sus fusiles de asalto sin piedad y a quemarropa contra dibujantes y periodistas, ocasionando una auténtica carnicería.

30

Los terroristas rematan a un gendarme tras el ataque contra Charlie Hebdo. Imagen: Youtube.

El resultado: 12 personas muertas –11 profesionales de la revista más un policía que fue rematado en el suelo por los asesinos– y otras 11 heridas. La Policía desplegó una operación jaula que identificó a los asaltantes como los hermanos Saïd y Chérif Kouachi, quienes tras una frenética huida con robo de vehículos a punta de pistola terminaron refugiándose en una fábrica al sur de la región de Picardía, donde fueron abatidos por la Policía. Francia sufrió una terrible conmoción y miles de personas salieron a la calle en toda Europa para manifestarse contra la barbarie terrorista. Aquel fatídico 7 de enero quedará para la historia como el día en que la ira de los integristas contra la libertad de expresión se materializó en un macabro baño de sangre.

Pero el zarpazo terrorista no iba a quedar ahí. Once meses después, el 13 de noviembre, los parisinos volvían a ser víctimas de un nuevo ataque terrorista aún más cruel y sanguinario. Esta vez el objetivo fue el ocio, el deporte, la vida cultural y social y en general el modo de vida occidental entendido como espacio de libertad y derechos civiles. En la popular sala de fiestas Bataclan, más de 1.500 personas presenciaban un concierto del grupo estadounidense Eagles of Death Metal cuando cuatro individuos a cara descubierta irrumpían en el local provistos de fusiles automáticos kalashnikov y explosivos adosados al cuerpo. Los terroristas dispararon de forma indiscriminada contra el público, matando a 89 personas e hiriendo a decenas de ellas. Casi al mismo tiempo, varios comandos terroristas perfectamente sincronizados perpetraban otros cinco ataques simultáneos en distintos puntos de París. Esta vez los activistas de ISIS escogieron como objetivo el estadio Saint Denis, donde las selecciones de fútbol de Francia y Alemania disputaban un partido amistoso, así como algunas terrazas de bares y restaurantes del centro de la ciudad. En una brasserie próxima al Estadio de Francia, una explosión dejó al menos 10 muertos. Otro ataque contra el restaurante La Pequeña Camboya, en el Distrito 10 de París, acababa con la vida de otras cuatro personas. Diversos tiroteos en bares, terrazas y pizzerías como La Casa Nostra, La Belle Équipe y Le Comptoir Voltaire se saldaron con un reguero de muertos.

ATTENTION EDITORS - VISUAL COVERAGE OF SCENES OF INJURY OR DEATH A member of the French fire brigade aids an injured individual near the Bataclan concert hall following fatal shootings in Paris, France, November 13, 2015. At least 30 people were killed in attacks in Paris and a hostage situation was under way at a concert hall in the French capital, French media reported on Friday. REUTERS/Christian Hartmann - RTS6VX0

Miembros de las brigadas antiincendios atienden a los rehenes liberados en la sala Bataclan. Foto: Reuters.

En total, 137 personas fallecieron –entre ellos algunos terroristas suicidas que acabaron inmolándose tras cometer su orgía de sangre– y otras 415 resultaron heridas en una noche de pesadilla, la peor que recuerda París desde la Segunda Guerra Mundial. Fue el horror en estado supremo. El presidente de la República Francesa, François Hollande, consideró los atentados suicidas como un acto de guerra contra Francia y ordenó bombardear los territorios controlados por ISIS en Siria e Irak. Europa volvió a vivir días de psicosis. De nuevo se dispararon las alarmas. Los aeropuertos y las carreteras, así como las centrales hidroeléctricas y nucleares, fueron tomadas por el Ejército, sobre todo en Francia y Bélgica, de donde procedían varios de los terroristas suicidas. Los demás estados europeos, entre ellos España, elevaron al máximo el nivel de riesgo ante la posibilidad de sufrir nuevos atentados terroristas. De nuevo la conmoción y el pánico se apoderaron de Europa. Miles de personas salieron a la calle y los parisinos dieron una auténtica lección de valentía y templanza al manifestarse pacíficamente contra la locura yihadista. Apenas dos días después de la matanza, aún con lágrimas en los ojos, los franceses volvían a sus trabajos, a las terrazas y a los bares. Fue la forma de decir a los terroristas de ISIS que no ganarán esta batalla.

España apuesta por un cambio

Nuestro país ha vivido el año electoral más apasionante de las últimas décadas. Las elecciones municipales y autonómicas celebradas el 24 de mayo provocaron un cambio sustancial en el mapa político de ayuntamientos y comunidades autónomas gobernadas desde hace años por el PP. Las plataformas ciudadanas asociadas de alguna manera a Podemos, el partido de los indignados de Pablo Iglesias, consiguieron aglutinar a miles de votantes descontentos con la crisis y la corrupción para desbancar a los populares de sus feudos tradicionales como Madrid y Valencia. Manuela Carmena en Madrid y Ada Colau en Barcelona se erigieron como símbolos de la nueva política, una forma de entender la democracia más próxima a los problemas de los ciudadanos. Meses después, el 20 de diciembre, los españoles eran llamados nuevamente a las urnas, esta vez para elegir a sus diputados y senadores, así como al nuevo Gobierno para los próximos cuatro años. La tendencia de cambio detectada en las elecciones locales se ha visto confirmada en las generales, hasta el punto de que el bipartidismo representado por PP y PSOE desde hace más de tres décadas ha quedado seriamente tocado. Los populares han sufrido un descalabro que era más que previsible al perder la mayoría absoluta, y pese a ser la lista más votada y lograr 123 diputados, han dejado escapar 63 escaños, de tal manera que Mariano Rajoy no podrá formar gobierno en solitario. Malos resultados también para el PSOE, que ha conseguido unos raquíticos 90 diputados y ha visto cómo se esfumaban 20 escaños, los peores resultados en la historia de este partido. Así las cosas, el líder socialista, Pedro Sánchez, queda en una difícil posición y está por ver si logrará pactar la formación de un gobierno tripartito, incluso cuatripartito, con Podemos, IU y Esquerra Republicana de Catalunya. Podemos y Ciudadanos, los partidos emergentes opositores al bipartidismo, han sido sin duda los grandes beneficiados de estas elecciones.

m

Ada Colau y Manuela Carmena, dos caras de la nueva política. Foto: Efe.

La formación de Pablo Iglesias, con la ayuda de otros partidos de su entorno, ha logrado 69 diputados y el 20,66 % de los votos, un resultado espectacular que ha permitido a Iglesias trazar las líneas rojas de un hipotético pacto con el PSOE, al que ha enviado un rotundo mensaje: no se llegará a ningún acuerdo con los socialistas que no implique un referéndum de autodeterminación para Cataluña. Esta condición indispensable que Iglesias ha puesto encima de la mesa ha abierto un agrio debate en el seno del PSOE (que va camino de crisis profunda) entre los partidarios y detractores de un acuerdo con Podemos. Por su parte, Ciudadanos, el partido de Albert Rivera, obtiene unos buenos resultados (aunque no tan buenos como esperaban) que le permitirán hacerse un hueco en las futuras negociaciones. Corren vientos de cambio en España, cuyo mapa político queda fraccionado en cuatro fuerzas importantes. Hay más pluralidad pero menos gobernabilidad. Parece que nadie puede formar gobierno y que todo queda abocado a unas nuevas elecciones. Si los pactos no lo impiden.

Más corrupción

El año que se cierra ha seguido aireando bochornosos casos de corrupción. Al caso Gurtel, caso Bárcenas y Caso Púnica, tres ramas de lo que ya es el gran caso de la financiación ilegal del PP cuya investigación prosigue en los juzgados de instrucción, se ha unido la sangrante corrupción en Convergencia i Unió. Todos los miembros de la familia del líder político catalán, Jordi Pujol, incluida su esposa y sus siete hijos, figuran ya como imputados por evadir al fisco cientos de millones de euros. Mientras tanto, el expresidente del Fondo Monetario Internacional y ex vicepresidente del Gobierno de Aznar, Rodrigo Rato, se enfrenta a una investigación por corrupción. El en otro tiempo todopoderoso ministro ha caído en desgracia y 2016 podría ser el año en que se siente en el banquillo de los acusados para responder de graves delitos, entre ellos cobro de comisiones ilegales y evasión fiscal. Se ha cerrado además la instrucción del caso Noos, en el que figuran como imputados los duques de Palma –la infanta Cristina y su esposo, Iñaki Urdangarín– y están a punto de cerrarse los sumarios por el caso Bankia, el caso de las preferentes y las tarjetas black, así como el de los ERES de Andalucía. La corrupción ha pasado factura al PP y miles de ciudadanos han castigado duramente, en las urnas, los comportamientos de algunos políticos que tras su fachada de personas honorables y decentes han amasado inmensas fortunas, contribuyendo a la decadencia y la crisis del país.

p

Jordi Pujol fue objeto de una intensa investigación en 2015. Foto: Efe.

Órdago independentista

2015 pasará a la historia como el año en que Cataluña dio el paso crucial hacia la independencia. Los independentistas de Junts Pel Sí ganaron las elecciones autonómicas pero perdieron el plebiscito que había planteado el presidente de la Generalitat, Artur Mas. Los partidos soberanistas lograron 72 escaños en el Parlament y quedaron a más de dos puntos del 50 por ciento en unos comicios cuya participación en las urnas fue histórica. A partir de ese momento el gobierno catalán quedó en suspenso y todavía hoy no ha podido formarse un gobierno. Todo queda pendiente de la CUP, un partido antisistema, asambleario y anticapitalista que podría prestar sus 10 escaños para la investidura de Mas. La asamblea de la formación radical mantiene estos días un acalorado debate entre quienes optan por negar el apoyo a un president salpicado por la corrupción de CiU y quienes estarían dispuestos a taparse la nariz y votar a favor de su investidura con el fin de que el proceso independentista pueda salvarse y seguir con la hoja de ruta. Si Mas no consigue finalmente el apoyo de la CUP habrá que ir a unas nuevas elecciones en las que todo podría suceder, visto el auge que partidos como Podemos y Ciudadanos están logrando en Cataluña.

cat

Una manifestación independentista celebrada poco antes de las elecciones. Foto: Efe.

Europa, al borde del abismo

Durante meses, la crisis griega abocó a la UE a un callejón sin salida. Durante unas semanas inciertas, Grecia vivió un corralito financiero sin precedentes e incluso se estuvo barajando su salida del euro, lo que hubiera supuesto una estocada de muerte al proyecto de construcción europea. Finalmente, el gobierno de Syriza liderado por Alexis Tsipras, tras días de duras negociaciones con la troika y con la Alemania de Angela Merkel, claudicó (pese a que días antes los griegos habían dicho ‘no’ en referéndum a las política austericidas de Bruselas) y aceptó el programa de recortes impuesto por la UE, lo que enervó aún más los ánimos de miles de ciudadanos griegos que habían depositado en Tsipras sus últimas esperanzas para salir de la crisis.

gre

Grecia sufrió un corralito financiero en 2015. Foto: Efe.

Lubitz, un piloto suicida

El 24 de marzo, el vuelo 9525 de la compañía Germanwings que había partido de Barcelona con destino a Düsseldorf volaba sin mayores contratiempos. Todo parecía normal hasta que, sin que se registraran condiciones meteorológicas adversas ni problemas mecánicos, se perdió el rastro del avión con 150 pasajeros a bordo. De inmediato se activó un plan de búsqueda que terminó con el hallazgo de los restos de la aeronave. La investigación sobre las causas del siniestro dio un vuelco sorprendente cuando se descubrió que el copiloto, Andreas Lubitz, se encerró en la cabina aprovechando que el primero de a bordo iba al aseo por unos momentos. Luego dejó caer el avión hasta hacerlo estrellar intencionadamente en los Alpes franceses, provocando la muerte a las 150 personas que viajaban en el vuelo 9525, incluido él mismo. Fue un suceso que conmocionó a la opinión pública y reabrió el debate sobre las medidas de seguridad de las compañías aéreas. Lubitz estaba en tratamiento psiquiátrico.

combo--575x323

Irán reduce su programa nuclear

Tras décadas de tensión entre Irán y Estados Unidos, la república islámica decidió este año reducir su programa nuclear. Las sanciones contra Irán se levantarán al verificar los inspectores que el gobierno iraní está cumpliendo el mandato de la ONU. El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, aseguró que “se trata de un buen acuerdo que satisface nuestros intereses básicos”. El 2 de abril, en Lausana (Suiza) después de una semana de reuniones y negociaciones y dos días después de la fecha límite para alcanzar un acuerdo preliminar, las potencias mundiales llegaban a un pacto con Irán para disminuir drásticamente el enriquecimiento de uranio con fines nucleares. A cambio se levantaban las sanciones económicas contra este país. Tras décadas de guerra fría entre el país islámico y Occidente se abre una nueva etapa que promete mejorar la situación en esta zona conflictiva del planeta marcada por las tensiones en Siria, Irak, Yemen, Israel y Palestina.

An Iranian woman and her son walk past Shahab-2 (L) and Shahab-3 missiles on display in front of a large portrait of Iran's Supreme Leader Ayatollah Ali Khamenei in a square in south Tehran on September 28, 2008. Iran marked "Sacred Defence Week", which commemorates Iran's bloody eight-year war with Iraq. The United States has recently deployed an anti-missile radar in Israel that is mainly to warn of incoming Iranian ballistic missiles, Israeli state radio reported today. AFP PHOTO/ATTA (Newscom TagID: afpphotosthree008755) [Photo via Newscom]

Un acto de propaganda nuclear en Teherán.

Fin del embargo en Cuba

En diciembre de 2014, conversaciones entre funcionarios cubanos y estadounidenses, que incluyeron a Barack Obama y Raúl Castro, culminaron en un intercambio de prisioneros entre ambos países. A partir de ese momento el embargo se relajó para permitir la importación, la exportación y el comercio dentro de un cierto límite entre ambas partes. En abril de 2015, un nuevo encuentro entre Raúl Castro y Barack Obama en Panamá desbloqueó definitivamente la situación y permitió avanzar hacia el desbloqueo y el levantamiento del embargo que pesaba sobre la isla. En julio y agosto se reabrieron las misiones diplomáticas en ambos países, poniéndose fin a las tensiones entre Washington y La Habana. Fue un nuevo paso hacia la paz y la liquidación de los últimos rescoldos de la guerra fría.

aplastante-pedido-embargo-cuba-onu-eeuu-vota_1_2302931

El final del embargo cubano marca el inicio de una nueva era.

Histórico acuerdo climático en París

Los 195 países reunidos en París han llegado finalmente a un acuerdo contra el calentamiento global, el primer pacto “universal de la historia de las negociaciones climáticas”, según lo bautizó el presidente francés, François Hollande. El pacto fija techo a las emisiones de gases de efecto invernadero y establece un sistema de financiación para los países firmantes. La lucha contra el cambio climático consiguió poner de acuerdo casi al mundo entero, aunque los ecologistas consideran que se trata de un documento de mínimos que no conseguirá resolver el problema. El acuerdo abre un camino en la lucha por evitar que la temperatura suba entre 2 y 5 grados a lo largo de este siglo. Todos los países firmantes deberán limitar sus emisiones, aunque los más desarrollados tendrán que hacer un mayor esfuerzo y destinar 100.000 millones de dólares anuales a este objetivo.

Several Non Governmental Organisations (NGO) gather to form a human chain reading "+3¡C SOS" on the Champs de Mars near the Eiffel Tower on December 12, 2015 in Paris on the sidelines of the COP21, the UN conference on global warming. French hosts submit the final version of a global climate-saving pact to negotiators at UN Conference on december 12. The goal is for ministers to approve the agreement by the end of the day but that could be extended one more day. / AFP / ALAIN JOCARD

La cumbre del clima en París, un momento para la esperanza.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *