Ada Colau, Humor Gráfico, Número 40, Opinión, Zumbador
Deje un comentario

No estamos solos

Por Ada Colau / Ilustración: Zumbador

ADA COLAU

Ada Colau

Cine social. Hace días salí muy conmovida de una película que os recomiendo. Se llama No estamos solos (No estem sols en su versión catalana, que estará en el cine Verdi unos días). Su autor, Pere Joan Ventura, se propuso hacer un retrato de las mareas, movimientos sociales y luchas por los derechos que han movilizado a miles de ciudadanos en los últimos años.

Barcelona, Madrid, Sevilla, Gijón, Valencia… la PAH, las mareas blancas, los yayoflautas, la solfónica del 15m, el tren de la libertad, la lucha vecinal por salvar el barrio del Cabanyal… una mirada sincera, honesta y sobre todo, poética. Todo el que haya formado parte de esa fuerza colectiva sabe que hay algo que difícilmente llega a los medios de comunicación: la belleza de esa pequeña gran épica, la de la gente común, la buena gente, cuando se junta y lucha unida por algo más grande que ellos mismos. La película está llena de personajes y momentos preciosos, que encarnan el “Sí Se Puede” en su significado más genuino. Gracias Pere Joan. Y gracias Portabella y Gran Wyoming por animaros a producirla. Es un canto a la vida, la generosidad y el valor que nos recuerda, como bein señala el título, que no estamos solos y que la lucha sigue.

Políticas antidesahucios. Dijimos que no veníamos a ocupar las sillas de otros para hacer las políticas de siempre. Dijimos que pondríamos la institución al servicio de la ciudadanía. Hoy hemos presentado medidas para implementar en Barcelona la ILP de emergencia habitacional y pobreza energética impulsada por las plataformas ciudadanas. Esta nueva ley nos da instrumentos poderosos para luchar contra los desahucios y contra la especulación con la vivienda y los suministros básicos. Vamos a utilizarlos. Estamos dispuestos a dialogar y negociar con entidades financieras, grandes propietarios y suministradoras. Pero si no muestran voluntad de corresponsabilizarse en buscar soluciones, aumentaremos las sanciones y exigiremos la cesión obligatoria de los pisos vacíos. Lo que no consigamos por las buenas, lo conseguiremos por la ley. Gracias a la presión y la movilización ciudadana, en Barcelona desahuciar y especular con bienes y derechos saldrá caro.

*****

Si te ha gustado puedes visitar nuestra página oficial de Facebook o Twitter.

ZUMBADOR

Zumbador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *